La fuerte advertencia de De Mendiguren: "En 5 años podemos tener otro default"

El presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior insistió con la necesidad de incrementar las exportaciones en dólares. "Si en la oposición creen que ganó la elección por la excelente propuesta que presentaron, se equivocan", apuntó.

El exministro de Producción encabezó una actividad en la ciudad. Fotos: cobertura 0223.

13 de Octubre de 2021 15:43

Por Redacción 0223

PARA 0223

"En 5 años podemos tener el próximo default". Así, sin vueltas, fue la advertencia que lanzó este miércoles en Mar del Plata el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior, José Ignacio De Mendiguren, al insistir con la necesidad de modificar la matriz productiva del país para incrementar las exportaciones en dólares y equilibrar los números de las reservas.

"No podemos salir de la pandemia por el mismo camino que entramos a la pandemia con una economía primarizada. Argentina, o cambia su matriz productiva o no tiene salida: hoy le vendemos al mundo que vale poco y le compramos lo que vale mucho", razonó el funcionario, en el marco de una actividad que encabezó en la Unión del Comercio, la Industria y la Producción (Ucip).

Después de encabezar un encuentro con empresarios representantes de los sectores productivos, el dirigente aseguró, en declaraciones a 0223, que si desde el Gobierno no se logra impulsar un cambio en la "matriz productiva" nacional entonces "en 5 años se producirá el próximo default".

El exministro de Producción reclamó un debate "serio y profundo" con la oposición de cara a las elecciones generales de noviembre y pidió que no se profundice la "grieta". "Si alguien cree que después de las elecciones se va a salir de este momento cavando más grieta, creo que está viendo otra película", sentenció.

"En el 2002 la crisis fue terminal pero el peronismo y el radicalismo decidieron que de la crisis salíamos juntos y después cada uno seguiría su camino", recordó, tras su paso por el ministerio, y agregó: "Si la oposición cree que ganó la elección por la excelente propuesta que presentaron, se equivocan".

También respaldó la política de control de precios que busca reforzar la nueva conducción de la Secretaría de Comercio Interior y justificó al respecto que "se cae la demanda si no se logra recuperar el poder adquisitivo". "Ya no es un problema social sino de conveniencia: para que el modelo sea sustentable, necesitamos demanda del mercado interno", aclaró.

"Y la inflación es clave porque de nada sirve tener plata en el bolsillo si con eso cada vez se puede comprar menos. Hay dos problemas en esto: hay inflación nuestra y una inflación importada. Hay que pensar que Estados Unidos tenía una inflación del 1,6 y pronostican 5 para este año", mencionó.

Según el análisis de De Mendiguren, "eso pasa porque, como hizo Argentina y todos los países del mundo, nadie dudó en inyectar liquidez a la economía para que no se le caiga". "Entonces, es lógico que estén los problemas de inflación pero con las empresas vivas. No se puede construir nada sobre un cementerio de empresas", concluyó.

En este marco, el hombre del Frente Renovador también resaltó la "recuperación" del sector industrial después del fuerte golpe que significó la pandemia del Covid-19 y celebró el apoyo del Gobierno a través de diferentes líneasd de crediticias para impulsar a las pymes.

"Vemos un interés enorme por exportar. Y el Gobierno está teniendo líneas de crédito a 7 años, con dos años de plazo, que era algo imposible de soñar para los industriales. Creo que durante la pandemia acudimos a la respuesta más grande que tuvo el Estado desde que tengo mmeoria para que el sector industrial pueda seguir vivo", aseguró.

Entre las líneas ofrecidas, se destacó la ampliación por $5.500 millones para alcanzar los $10.500 millones de las líneas que el banco dispone con tasa bonificada por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) del Ministerio de Desarrollo Productivo. 

Además, el BICE bajó las tasas de sus créditos para pre y post financiación de exportaciones al 3% en USD y el beneficio alcanza a empresas de todos los tamaños. Los créditos tienen un plazo de hasta 6 meses y un monto máximo de hasta USD 500.000 para pymes y de USD 5 millones para grandes empresas.

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook