Crimen en el barrio Juramento: “Fue un fusilamiento, un asesinato a sangre fría”

Lo sostuvo el abogado de la familia del joven asesinado. Denunció que recibieron amenazas y pidieron una restricción de acercamiento para los allegados del imputado.

El homicidio ocurrió la madrugada del 3 de octubre.

16 de Octubre de 2021 13:47

Por Redacción 0223

PARA 0223

En simultáneo con el pedido de prórroga para pedir la prisión preventiva del joven que mató de un disparo a la cabeza a Joaquín Taborda en el barrio Juramento, el abogado de la familia de la víctima se presentó este viernes en Tribunales para pedir una restricción de acercamiento por las amenazas recibidas que le atribuyen a allegados del imputado.

El abogado Leonardo Gómez González le confirmó a 0223 que los padres del joven asesinado recibieron amenazas por parte del entorno de Maximiliano Joel Escobedo. “Les dijeron que iban a prenderle fuego la casa y si bien pudimos identificar a algunas de las personas, el pedido es para todos los allegados”, explicó.

Para el profesional la investigación del crimen empezó y terminó el mismo día porque no hay ninguna duda acerca de la dinámica de los hechos. “Se trató de un asesinato a sangre fría, un fusilamiento que hizo una persona con antecedentes penales usando un arma que tenía un pedido de secuestro”, detalló.

En el mismo sentido agregó que toda la secuencia se registró frente a la casa de la hermana de Escobedo, en inmediaciones de las calles Calabria y Bosch, lo que hace imposible pensar que hubo alguna intención de secuestro. “Ese planteo es absolutamente ridículo e irrespetuoso, es un planteo inmoral el que hace la defensa del imputado”, sostuvo

Según Gómez González no hay mucho más por agregar al expediente a cargo del fiscal Alejandro Pelegrinelli, por lo que imagina que junto a la prisión preventiva podría cerrarse la investigación y solicitarle a la justicia de Garantías la elevación de la causa a juicio.

Escobedo en su declaración reconoció ser el autor de los disparos, aunque no pudo precisar si fueron dos o tres, fue detenido en el lugar por personal policial que llegó tras un llamado al 911. Desde ese día está alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

Comentarios de usuarios de Facebook