Pagani, el prestigioso creador de autos de lujo que arrancó con un buggy de Mar del Plata

Tras participar del homenaje a Juan Manuel Fangio, el santafecino que diseña y fabrica súper autos deportivos recordó ante 0223 su viaje a Mar del Plata en 1972 para comprarle a cinco jóvenes ingenieros de la ciudad la carrocería de su primer vehículo ensamblado. 

Horacio Pagani es uno de los fabricantes de autos más prestigiosos del mundo.

12 de Noviembre de 2021 10:18

Dentro del sentido homenaje a Juan Manuel Fangio celebrado entre martes y miércoles en Mar del Plata y Balcarce donde trasladaron los restos del quíntuple campeón mundial a un mausoleo, además de la presencia estelar del tricampeón mundial de Fórmula 1 Sir Jackie Stewart, con perfil más bajo pero también resonante estuvo Horacio Pagani, uno de los diseñadores de autos súper deportivos de lujo más importantes del mundo. El "Enzo Ferrari" de la segunda mitad del siglo XX, como varios fanáticos y especialistas lo señalan sin dudar.

El exitoso empresario nacido en Casilda (Santa Fe) y radicado en Italia celebró este miércoles en la ciudad sus 66 años.  Mediante la firma Pagani Automobili, sus modernos autos son considerados obras de arte en combinación con una ingeniería de excelencia, y son adquiridos por los hombres más ricos del mundo, a millones de euros.  

Pagani y uno de sus últimos autos de la línea Zonda.

Creador entre otros de los maravillosos modelos Zonda y Huayra, luego de haber trabajado durante años en Lamborghini, Pagani tuvo un breve contacto con Mar del Plata a comienzos de la década del ´70 cuando, inquieto, armaba y desarmaba vehículos con pasión desbordante, lejos aún del éxito actual. Ante 0223, el diseñador recordó con grandes elogios a los cinco jóvenes ingenieros marplatenses que entre 1972 y 1975 gestaron la primera y única fábrica de automóviles de la ciudad, con el proyecto "Brama" que alcanzó a vender más de 300 Buggys por todo el país hasta que la crisis económica del "Rodrigazo" acabó con el emprendimiento.  

El buggy que Pagani ensambló con la carrocería del "Brama" marplatense (Pagani.com)

Horacio Pagani viajó en 1972 a Mar del Plata para comprarle a Juan José Suárez, Horacio Lenzetti, Daniel Salvatore, Alberto Sastre y Horacio Siringo la carrocería de plástico del buggy para ensamblarlo con otro vehículo. En su coqueta página web oficial, este hecho aparece destacado con la siguiente reseña: "Antes de terminar el bachillerato, Horacio tuvo la oportunidad de construir con sus propias manos un vehículo de cuatro ruedas. De hecho, una empresa de Mar del Plata ofreció un kit de carrocería de plástico, reforzado con fibra de vidrio, para adaptarlo al bastidor de otro automóvil: en Argentina, el vehículo se conocía como Dune-Buggie. Horacio fue inmediatamente capturado por el nuevo desafío".

Y ante 0223, luego de la conferencia de prensa realizada el martes en el Hotel Provincial, sus ojos se encendieron cuando se le consultó por aquel viaje: "Es un recuerdo muy lindo. Estaba hablando hace un rato con un primo que me acompañó cuando vine acá a comprarlo. Y lamento que no hayan seguido, porque el proyecto era un proyecto inteligente, estaba bien hecho, y era mejor que todos los buggys que hacían en Brasil y también en Europa", expresó.

"Ese buggy en realidad no lo fabriqué, sino que desarmé un Renault que estaba mal, saqué todas las partes, y después compré la carrocería acá en Mar del Plata y después lo monté todo", añadió. La memoria no le falló a Pagani tampoco al recordar dónde estaba ubicado el taller de los marplatenses: "Y la fábrica estaba en avenida Juan B. Justo. Estaba muy bien hecho", expresó. Y es cierto: "4SyL", la primera fábrica marplatense de automóviles sport, tenía su espacio en la sede de la Facultad de Ingeniería, sobre la mencionada avenida y la calle La Pampa. 

Pagani tuvo curiosidad sobre la vida de los marplatenses del proyecto "Brama" y contó que "hace dos o tres años vino uno de los integrantes de ese proyecto a visitar la planta Pagani en Italia, y fue un lindo recuerdo". Tanto es el afecto que tiene el empresario por aquel vehículo que él ensambló, que reconoció estar buscando uno para comprar y sumar a su increíble colección: "El buggy que yo hice, lo tiene un señor y estuvo siempre a nombre mío hasta hace unos cinco o seis años. Una vez viajé a Casilda y me estaba esperando para hacer el pasaje de la propiedad del auto, y le digo '¿Por qué no me lo vendés?'. Y fue muy honesto, porque me podría haber pedido una cifra importante, y me dijo 'No. Te lo voy a vender cuando me pueda comprar un Zonda'", recordó entre risas (NdeR: un auto "Zonda" de Pagani cuesta alrededor de 5.88 millones de euros).

En la puerta del mismo hotel Provincial donde Pagani habló con 0223, aquellos cinco jóvenes ingenieros de Mar del Plata se habían inspirado para su proyecto "Brama", tras ver estacionado un viejo buggy modelo Puelche. Los destinos de esos muchachitos apasionados por la ingeniería y los autos fueron distintos. Después de aquel contacto con Mar del Plata, Horacio Pagani no paró de crecer en su carrera. Un concurso ganado al presentar la creación de un Motorhome, el premio entregado por el gran Orestes Berta, el contacto con Juan Manuel Fangio, las cartas de recomendación del "Chueco" para Ferrari y otras firmas; el viaje de Casilda a Italia durmiendo en un camping con su esposa, el trabajo de menor a mayor en Lamborghini, la creación de Modena Design y luego Pagani Automobili. Lujos, millones, reconocimientos, historia. El proyecto "Brama" marplatense sucumbió ante uno de los tantos avatares económicos argentinos. Que hoy, casi 50 años después, uno de los grandes diseñadores de la historia del automovilismo con total humildad los reconozca, aparece como un maravilloso acto de justicia.

Recomendación de 0223: un gran documental sobre Pagani

 

Comentarios de usuarios de Facebook