La violó su padrastro, tuvo un hijo, se fue de la casa y lo denunció 

La víctima escapó poco antes de cumplir 18 años. Un estudio de ADN confirmó la responsabilidad del imputado. Se negó a declarar y no quedó detenido.

Una de las causas se tramita en la Justicia de Familia.

16 de Noviembre de 2021 21:22

Por Redacción 0223

PARA 0223

Una denuncia por violación que su madre no creyó, un embarazo adolescente producto del ataque de su padrastro, un parto hace un año y medio y la separación momentánea de la joven madre con su hijo. Ese es el camino que recorrió una joven de 18 años que desde hace dos meses deambula por distintas instituciones a la espera de que el agresor abandone el hogar materno o sea detenido.

La historia, en la que ningún dato personal de la víctima o del agresor –para no identificarla indirectamente- se dará a conocer, tiene hoy dos causas en trámite: la penal por la denuncia de abuso en la Unidad Fiscal de Instrucción 1 y la de recomposición del vínculo entre la madre y la criatura en la que interviene el Juzgado de Familia 3.

Según los datos a los que tuvo acceso 0223, la víctima sufrió varios abusos por parte de la pareja de su madre y poco después de cumplir 16 años quedó embarazada. La adolescente tuvo a su bebé –actualmente de un año y medio- y cuando cumplió los 18 le contó a su madre el tormento vivido, denunció al sujeto y se fue de la casa.

Más allá de las dificultades con las que se toparon los investigadores,  se logró tomar una muestra del imputado para realizar el estudio de ADN. Hace poco más de dos semanas la Justicia de Familia le confirmó a la fiscalía el resultado que confirmó que el acusado es el padre de la criatura, por lo que se lo imputó del delito de abuso sexual agravado.

Con ese dato la causa avanzó, pero la Justicia de Garantías rechazó el pedido de detención que hizo la fiscalía hasta tanto el sujeto no fuera imputado de manera formal. La semana pasada se presentó en el segundo piso de Tribunales y ante la fiscal Salas se negó a declarar.

Vínculo complicado y re victimización

Luego de irse de la casa familiar ante la negativa de la madre de acompañarla en su denuncia o de aceptar los hechos que denunciaba, la joven deambuló en varios hogares de la ciudad. Más allá de la contención que intentaron algunos profesionales, le fue muy difícil mantener la relación con su hijo y tras una serie de inconvenientes intervino el Juzgado de Familia.

“Hoy por hoy la chica entra y sale de distintos hogares y ha manifestado estar arrepentida de la decisión de denunciar porque el violador sigue en su casa y ella no puede recuperar el contacto completo con su hijo”, dijo un operador judicial.

La decisión de no dictar la detención del imputado está relacionada al supuesto faltante de indicadores de peligrosidad procesal. “Lo consideran así por el hecho de haberse prestado a una extracción para el cotejo de ADN y por comparecer en Tribunales cuando lo citaron a declarar y estar ubicable en domicilio”, agregó.

“Mientras se definen estas cosas y más allá del pedido de la fiscalía para detenerlo, la joven sigue dando vuelta. Es la muestra más clara de la revictimización por parte del Estado”, concluyó.

Comentarios de usuarios de Facebook