Temporada 2021

24 de Febrero de 2021 17:35

"No existe ciudad que se banque dejar su sitial de capital del espectáculo por dos años seguidos"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Lo advirtió el empresario Carlos Rottemberg, quien reclamó a las autoridades que comiencen a planificar "desde ahora" la próxima temporada en Mar del Plata. "Quedó demostrado que el teatro es un lugar seguro", sostuvo. 

El empresario Carlos Rottemberg, uno de los principales nombres asociados al teatro en cada temporada en Mar del Plata, reclamó a las autoridades que comiencen a planificar "desde ahora" las características de la próxima temporada para revalidar el protagonismo de la actividad de la salas después de que los condicionamientos de la pandemia del coronavirus en el verano 2021 hayan perjudicado fuertemente el rendimiento del sector en la ciudad.

"Cuando los efectos de la pandemia disminuyan un poco más y la gente esté más vacunada, se impone trabajar en el verano que viene porque no existe plaza en el mundo que se banque dejar su sitial de capital del espectáculo por dos años seguidos si es que no quiere dejar de serlo", sostuvo el productor que hace 43 veranos consecutivos apuesta por "La Feliz".

En declaraciones a 0223, Rottemberg consideró que esta temporada "estuvo jugada desde el principio" ya que reconoció que "no tuvo la cantidad ni la participación de artistas habituales de una capital del espectáculo como es Mar del Plata". "Ya ni siquiera quedan muchas obras en cartelera. De lo poco que se presentó, todo terminó anticipadamente", señaló.

A su vez, el empresario aseguró que, a lo largo de este período estival, se mantuvo la primera tendencia de espectadores que se había relevado entre diciembre y enero, con un abrupto derrumbe interanual del 94%. "El 6 por ciento de espectadores que anuncié en la primera quincena de enero es el que termina dando en este verano. Poco importa si sube un poquito el fin de semana largo o si baja esta semana pero esta situación estuvo cantada de entrada para quienes seguimos los números de la actividad hace más de cuarenta años en la ciudad", afirmó.

Si bien no evitó mencionar el fuerte impacto de la pandemia, Rottemberg consideró que esta tendencia negativa también fue el resultado del estricto aforo del 30 por ciento que fijó el Gobierno de Axel Kicillof para los escenarios teatrales de toda la Provincia, lo cual no estuvo en sintonía con el protocolo que se acordó a nivel nacional donde las salas se podían llenar hasta el 50 por ciento de su capacidad máxima.

Frente a ello, el referente del sector le pidió a la Provincia que revea esta postura para que no haya un perjuicio más grande a la actividad en los próximos meses. "Urge que el protocolo provincial se acomode al protocolo nacional con el 50 por ciento del aforo. Si esto no pasa, preanuncio que va a pasar una cosa mucho más importante que no solo va a impactar en Mar del Plata sino en el resto de las ciudades y es que las compañías van a pasar directamente de Caba - donde el límite de público también es al 50% - al resto de las provincias del país", advirtió.

"No se están dando cuenta de que si la Provincia de Buenos Aires sigue con este tope del 30 por ciento no se van a poder hacer las giras en ninguna otra ciudad y las obras van a saltar de Caba a Córdoba, de Caba a Salta, a Mendoza, a San Luis, al sur", ejemplificó, y aclaró: "Esto lo digo sin que me mueva ningún interés porque no hago giras en invierto pero creo que hay que defender al teatro local. Quizás, una sala independiente que tiene 80 sillas puede llegar a abrir con 40 pero si solo le permiten 24 va a seguir cerrada".

Rottemberg insistió en que se debe tomar una "decisión política para defender la temporada". "El año pasado había dicho primavera define verano porque si en septiembre no se tomaba una decisión entonces no iba a haber verano. Lo dije y terminó pasando", señaló, y añadió: "Siempre privilegio lo sanitario pero lo que exige esta situación es hacer protocolos seguros y el teatro quedó demostrado que es un lugar seguro. No hay que cerrar salas porque eso abre otro problema, que es el de las fuentes laborales y todo lo que conlleva la actividad cultural y económica en el país".