Fase 2

28 de Mayo de 2021 12:38

Montenegro pidió mantener las clases presenciales: "Esto no complica los contagios"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
El jefe comunal no se guardó críticas contra la gestión de Axel Kicillof. Foto: 0223.

El intendente cuestionó la decisión del retroceso a la fase 2 que determinó la Provincia y aseguró que los "números objetivos" de la ciudad descartan que la educación inicial haya generado un aumento en las infecciones de Covid-19.

El intendente Guillermo Montenegro cuestionó al Gobierno de Axel Kicillof por haber decidido este viernes un retroceso a la fase 2 en Mar del Plata y pidió a las autoridades que mantengan las clases presenciales, una de las actividades que se verán suspendidas hasta que se mantengan vigentes las restricciones más duras a nivel local.

El jefe comunal aseguró que la educación en el nivel inicial y primario no repercutió en la suba de contagios de Covid-19, que por esta fecha registra un alza récord. "En marzo teníamos 9 de cada 1000 chicos que se contagiaban y ya con las clases, ese número había variado a 10 de cada 1000", reveló.

En una conferencia de prensa que encabezó este viernes al mediodía, Montenegro sostuvo que "quedó claro que en el nivel inicial no hay una situación que ameritara que sea evaluada la presencialidad como un foco de conflicto con el virus". "No hubo una variación en ese lugar. Es importante mantener la presencialidad", insistió, en su reclamo a la Provincia.

El responsable político de Mar del Plata fundamentó su postura por el impacto en "el aprendizaje de los chicos" y también "por los maestros, la comunidad educativa y por los padres, por los que van a laburar y que necesitan que los chicos estén en las escuelas", "Hay que ver la situación emocional de los chicos", agregó, por otra parte.

Al brindar otros datos sobre la presencialidad educativa en Mar del Plata durante la segunda ola, el intendente dijo que en General Pueyrredon hay un total de 1356 burbujas, de las cuales solamente 59 permanecen aisladas. "Y en estos casos de aislamiento tampoco quiere decir que haya casos positivos sino que pueden ser contactos estrechos. Es por prevención", puntualizó.

Montenegro dijo que es un "defensor" de la permanencia de los alumnos en las aulas al considerarlo como una actividad "clave" para la sociedad. "Esto no tiene que ver con un posicionamiento político sino con las condiciones objetivas y los números de la ciudad en la pandemia", aclaró, desde el Centro de Operaciones y Monitoreo (COM).

Más allá de este reclamo público, el intendente descartó que por el momento haga alguna nueva presentación y apostó por el "diálogo permanente" con las autoridades bonaerenses y nacionales. Por lo pronto, entonces, la próxima semana Mar del Plata seguirá sin clases presenciales, tal como lo establece la Provincia en la denominada "fase 2".