Elecciones 2021

8 de Septiembre de 2021 10:05

Pulti: "Alberto y Macri nos dejan tres inflaciones y una Mar del Plata cada vez más pobre"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Gustavo Pulti dice que no le preocupan los resultados de la Paso: "Sé lo que es ganar y sé lo que es perder". Fotos: Romina Elvira para 0223.

Con una crítica permanente a la polarización electoral que se sostiene hace años, el precandidato a diputado del frente Vamos con Vos insistió en la necesidad de construir una mayoría que apuesta por "un camino diferente y superador". "El Frente de Todos y Juntos no ilusionaron a nadie con esta campaña que hicieron", apuntó, en un mano a mano con 0223.

La oportunidad de concebir, después de tantos años de polarización, una tercera alternativa que por lo menos ponga en duda el dominio electoral del kirchnerismo y el macrismo es la carta que se juega en estas Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) el frente Vamos con Vos de Florencio Randazzo, y con la que no se cansa de insistir Gustavo Pulti mientras reitera, una y otra vez, las consecuencias de convivir con la dualidad política que tiene como protagonistas al Frente de Todos y a Juntos: más inflación, más pobreza y más inseguridad.

A pesar de que falta tan poco para el domingo, el tercer precandidato a diputado nacional de la lista que ofrece el exministro del Interior se muestra cauto y prefiere no anticipar pronósticos pero sí asegura que en este 12 de septiembre se va a dar un "primer paso" para construir una "mayoría que transite colectivamente hacía un país que privilegie la inversión, el desarrollo económico y la sostenibilidad de los derechos sociales".

El exintendente de Mar del Plata tampoco se muestra desesperado con los resultados de las Paso y recuerda los inicios en Acción Marplatense que luego lo llevaron a gobernar la ciudad por dos mandatos consecutivos. "Sé lo que es ganar y lo que es perder. Y también sé lo que es construir desde abajo. Ya lo hice hace años con el partido: 10 por ciento primero, 16 por ciento después hasta que ganamos las elecciones. Tenemos paciencia, tenemos militancia, tenemos ideales y tenemos experiencia. Ya le ganamos una vez a esta política vieja y sabemos que le vamos a volver a ganar más tarde o temprano", garantiza.

En un mano a mano en los estudios de 0223, Pulti no evita la crítica hacia el intendente Guillermo Montenegro y lamenta el deterioro que sufrió Mar del Plata en el último tiempo. "Quedó claramente demostrado que si a Mar del Plata no se la gestiona, no hay resultados. Ahora hay un gobierno nacional y provincial de un mismo color y en Mar del Plata no pasa absolutamente nada", dice el referente de Vamos con Vos, y agrega: "Mientras se disputan adversidades circunstanciales y de carácter político partidario, y no se afrontan los desafíos reales del ahora, lo que se está logrando es un país y una Mar del Plata cada vez más pobres".

Para Pulti, convivir con la dualidad política que protagoniza el Frente de Todos y a Juntos sólo genera más inflación, más pobreza y más inseguridad. (Fotos: 0223)

-Ya estamos en el tramo final de la campaña, ¿está ansioso por ver los resultados el domingo?

-Estoy muy bien. Sentimos que es la primera etapa de un proyecto que tiene que finalmente alumbrar en la ciudad para salir de una situación en la cual se suceden los gobiernos pero no cambian los resultados. Venimos de dos gobiernos que cerraron industrias, destruyeron el empleo, y endeudaron al país. La inflación de Alberto (NdR: por el presidente Alberto Fernández) es la misma que la de Mauricio Macri, que era del 53,8 por ciento en un podio que compartió con Venezuela y Zimbabwe, y finalmente atraviesan las realidades sociales, económicas y laborales dos relatos distintos que nos llevan a una misma realidad. Entonces, sentimos claramente que la gente empieza a manifestar la necesidad de quitarse el agobio de una pelea de diseño, que es útil para el sostenimiento político de los que la protagonizan pero que no mejora las realidades de los que quieren trabajar más, de los que tienen que defender su inversión, de los que quieren más seguridad ni de los que desean una educación atractiva e innovativa para este siglo.

-Y llevando ese mismo análisis a Mar del Plata, ¿siente que Montenegro ha sido lo mismo que el exintendente Carlos Arroyo en términos de resultados y de lo que le aportó a la ciudad en este tiempo?

-Son dos gestiones de Cambiemos. Y quedó claramente demostrado que si a Mar del Plata no se la gestiona, no hay resultados. Ahora hay un gobierno nacional y provincial de un mismo color y en Mar del Plata no pasa absolutamente nada. Eso tiene que ver justamente con que los gobiernos tienen resultados en la medida en que generan proyectos, en la medida en que los relatos se contrastan con los hechos y son verídicos. Cuando hay relatos y no hay hechos, hay relatos vacíos y eso es lo que está pasando ahora, además de que la ciudad está sometida a una confrontación de carácter político que no incluye ninguna estrategia para generar más trabajo, para tener una seguridad democrática bien gestionada, para transformar la educación, para mejorar la salud. Evidentemente, lo que ha sido útil para las hegemonías políticas hasta ahora vigentes ha sido una cosa que evidentemente no es tan útil para mejorar la realidad de la gente.

-Con el gobierno de Montenegro hubo un acercamiento y espacios de diálogo que permitieron el apoyo de Acción Marplatense en proyectos claves como el Presupuesto. ¿Qué pasó después? ¿Por qué se enfrió ese diálogo?

-Sí, votamos dos presupuestos, y cómo no votarlos. Peor que un presupuesto que no nos gusta es una ciudad sin presupuesto. Parece mentira pero ese ABC de la razonabilidad institucional les resulta inaccesible a algunas personas. Consideran que puede haber un triunfo político en una ciudad sin presupuesto en medio de una pandemia. Seguramente ahora hay alguien que quiere disimularlo porque en medio de las elecciones todos se quieren mostrar cuerdos y sensatos y no quieren hablar de eso, ¿pero se puede dejar a una ciudad sin presupuesto en medio de una pandemia para privilegiar una diferencia menor? ¿Puede ser una prioridad? La verdad que forma parte del ABC de lo sensato que para algunos es inaccesible.

-¿Y cree que la falta de resultados que se acusa en la gestión también se da por la ausencia de figuras territorialmente locales? Uno de los debates más álgidos de la campaña tuvo que ver con la Seguridad y el reproche a la gestión fue por poner a funcionarios que no pertenecen a la realidad de Mar del Plata...

-Hay tres cosas principales: tener proyectos, conocer la ciudad porque no se puede defender lo que no se conoce, y gestionar por encima de las diferencias. Hace falta una etapa de unificación de los esfuerzos y de los criterios políticos para combatir el único enemigo legítimo que es el atraso. Mientras se disputan adversidades circunstanciales y de carácter político partidario, y no se afrontan los desafíos reales del ahora, lo que se está logrando es un país y una ciudad cada vez más pobres. Hay tres inflaciones que caracterizan a Macri y Alberto: crecen los precios y no crece la producción, crecen los planes y no baja la pobreza, y crece la población carcelaria y no disminuye la inseguridad. Son tres inflaciones que comparten como denominador común dos gobiernos con relatos diferentes pero con una misma realidad que es esta triple inflación que es un dato del fracaso.

-Si bien nunca se fue, ¿cómo ha sido el reencuentro con los vecinos de Mar del Plata ya en rol de precandidato?

-Nunca nos desencontramos en realidad porque estuvimos transitando las mismas calles. Siempre tuvimos el corazón y la cabeza puesta acá. Yo conozco a los marplatenses y los marplatenses me conocen, con lo cual lo que estamos haciendo es tratar de interpretar cómo hacia adelante podemos abrir un nuevo camino que sea bueno para Mar del Plata. Lo que es bueno para Mar del Plata es bueno para la Argentina, y lo que es bueno para la Argentina es bueno para Mar del Plata ¿Qué es lo que es bueno? Defender el trabajo, el mercado interno, la inversión, unir las voluntades y unir a los argentinos detrás de un programa común. Estas diferencias que se manifiestan en los relatos impotentes frente a la realidad, que es la misma para ambos con la triple inflación que mencionaba hace un rato, es una realidad política de corto plazo. Sentimos que hay una gran mayoría que está dispuesta a transitar un camino que se va a ir construyendo entre todos, y que el domingo va a significar un primer paso y después en noviembre tendrá otro y en 2023 otro. Hay que ir hacia una nueva lógica: está bien el antagonismo entre proyectos diferentes pero lo que suena vacío y sin sentido es el antagonismo frente a proyectos que tienen los mismos resultados. No tienen tantos éxitos ni los unos ni los otros como para que no hayan podido gestionar algo juntos en medio de la pandemia.

-La mezquindad política tampoco fue menos a pesar del Covid-19...

-Hubiera sido muy bueno un poco de cordura, una foto compartida y objetivos compartidos entre el gobierno municipal, provincial y nacional. No pudieron sacarse una foto con un objetivo compartido. No pudieron plantear un acuerdo para que cerraran menos bares y restaurantes, para que cerraran menos industrias, para que fuera menos cruel la pandemia no solo en lo sanitario sino en lo económico. No pudieron hacer un solo acuerdo y eso es lo que ellos le van a presentar ahora al electorado: la perpetuación de una estrategia que en ningún lado encuentra visiones estratégicas de Estado sino que en todos lados está la parcialidad egoísta buscando sacar ventajas, eludir la venganza, poner la zancadilla, esperar el problema para echar sal en la herida pero en ningún caso buscan una alternativa superadora. Ninguno se destacó tanto desde el 2015 para acá como para no tener la humildad de plantearse un objetivo juntos. No la tienen porque anticipan la miseria política por sobre la intención transformadora que debe tener alguien que está al frente del Estado.

-Usted dice que tiene la camiseta de Mar del Plata puesta, ¿piensa llevar al Congreso - en caso de ser electo como diputado - algún debate particular que afecte a la ciudad como la coparticipación u otro reclamo histórico?

-Vamos al Congreso con una primera determinación que planteó Florencio Randazzo para toda la Argentina que es disminuir impuestos para generar trabajo. Luego hay una batería de proyectos que tienen que ver con la educación, la seguridad y la salud. Con la seguridad vamos a presentar tres leyes: una nueva ley de control de armas y arsenales porque se multiplican los armamentos ilegales; una nueva ley de drogas porque el 89 por ciento de los procedimientos policiales de causas por drogas son por delitos leves de tenencia y apenas un 11 por ciento son por delitos relacionados con la logística, el mercado, los recursos y la manipulación de la drogas y hay que terminar con esta lógica que termina procesando perejiles; y también impulsamos una nueva ley de seguridad, con datos abiertos, con información y una verdadera política de Estado para que puedan adherir todas las provincias. Y vamos a plantear una ley de ciudades mejores para la gente, que atienda los temas que tienen que ver con la movilidad urbana, la preservación del patrimonio, la prevención del delito y la violencia, y la preparación para el cambio climático. Esto supone para nuestra región tempestades cada vez más fuertes, con lluvias cada vez más copiosas en menos tiempo y grandes vientos, y los gobiernos locales por sí solos no pueden afrontar eso sino que necesitan respaldo económico, técnico, informativo y financiero. De esto no hablan los estrategas de la rivalidad extrema porque ellos no necesitan algo que tenga que ver con el presente y el futuro de la gente. Ellos se sostienen hablando mal del otro: Alberto hablando mal de Macri y Macri amenazando a Alberto. No logran salir de esa lógica porque esa lógica les permitió llegar y usar el poder y a través de esa lógica imaginan el futuro de una aristocracia política que no tiene nada que ver con lo que necesita la Argentina en este momento. Desde el 2015 para acá, tuvimos dos Gobiernos, dos relatos, y un mismo fracaso.

Nosotros vamos a avanzar con propuestas concretas porque la esperanza de los marplatenses y los argentinos solo se puede basar en hechos y no en relatos. Este torneo de relatos, entre los dos últimos gobiernos, con una misma realidad fracasada no le hace bien a nadie. Por eso este jueves a las 10 vamos a presentar 10 propuestas concretas posibles y realizables para llevar adelante con el equipo que vamos a formar en el Concejo Deliberante, con Horacio Taccone como senador provincial y conmigo desde el Congreso de la Nación con Randazzo, en defensa de Mar del Plata.

-¿Cuáles son los ejes de esas propuestas?

-Son 10 propuestas concretas a favor de Mar del Plata y que tienen que ver con el trabajo, la educación, la seguridad, la integración social de todas las diversidades y de las personas con discapacidad, con la prevención del delito y el desarrollo económico y social.

El exintendente de Mar del Plata asegura que nunca se alejó de los vecinos. (Foto: 0223)

-Con la experiencia y los testimonios que cosechó en esta campaña, ¿tiene esperanza de que estas Paso marquen un punto de inflexión y reflejen, después de varios años de polarización, una nueva perspectiva en el electorado?

-Creo que es el primer paso para la constitución, más tarde o más temprano, de una mayoría que transite colectivamente hacía un país que privilegie la inversión, el desarrollo económico y la sostenibilidad de los derechos sociales. Así como unos niegan los derechos, otros hablan de los derechos pero ninguno de los dos hace sostenibles los derechos y los derechos sociales solamente son sostenibles con la expansión de la base material de la economía; los derechos que no son sostenibles con la ampliación de la inversión, de la economía y el trabajo son cartón pintado. Pienso que hay una mayoría, por ahora en estado de constitución y que más adelante llegará al Gobierno, que transita un camino diferente y superador de esta estrategia oportunistas de la rivalidad extrema de proyectos diferenciadores.

-Hablando de alternativas y proyectos superadores, y apelando a su experiencia en política, ¿siente que esta campaña electoral ha sido mucho más pobre que otras, al menos por el nivel de propuesta que ofrecieron los sectores políticos más polarizados?

-Es que así está la gente. No lograron ilusionar a nadie con esta campaña porque lo único que saben hacer es sacarse ventajas. Lo único que saben hacer es criticarse, cuestionarse, insultarse y vengarse. Otra cosa no saben hacer. Esa generación política, que en este momento está esperando construir el próximo festejo, no tiene ninguna cosa que festejar por la gente. Ni unos ni otros.

-¿Y no siente que va a haber un castigo fuerte por eso?

-Siento que se va a dar un primer paso. Soy razonable porque tengo mucha experiencia y he militado toda mi vida en política. Cuando me tocó gobernar, transformé cosas y las hice. Sé lo que es hacer, sé lo que es ganar y perder, con lo cual tengo una visión realista de las cosas y sé que va a hacer un buen primer paso. Y después de ese primer paso, va a haber otro paso. Y también sé construir desde abajo. Ya lo hice hace años con Acción Marplatense: 10 por ciento primero, 16 por ciento después hasta que ganamos las elecciones. Tenemos paciencia, tenemos militancia, tenemos ideales y tenemos experiencia. Y sabemos transitar los caminos paso a paso. No queremos esta política vieja, llena de mañas y miserias, cortoplacista y oportunista; sabemos que se puede superar con estrategias de largo plazo. Ya les ganamos una vez y sabemos que les vamos a volver a ganar más tarde o temprano.