Crecen las consultas: cómo evitar que tu mascota sufra un ataque mortal por la ola de calor

Veterinarios marplatenses de Zoonosis comparten con 0223 una serie de recomendaciones claves a tener en cuenta para estos días de temperaturas extremas en la ciudad. 

Estos días suelen afectar el apetito de los animales. Foto: 0223.

13 de Enero de 2022 10:20

Por Redacción 0223

PARA 0223

Está comiendo menos. Jadea mucho. Son algunos de los motivos más frecuentes en las consultas que en los últimos días reciben los veterinarios producto de la ola de calor y el impacto en las mascotas. Porque el calor también impacta en los animales pero hay distintas acciones a tener en cuenta para atenuar los efectivos negativos de las altas temperaturas.

Una de las primeras recomendaciones que hace Pablo Alí, del departamento de Zoonosis que depende de la Secretaría de Salud, es que los animales se encuentren siempre en lugares con acceso a "agua fresca" y "donde corra aire".

"A veces a los animales las personas los dejan en un patio pero de cemento, cerrado, muy chico, y en esos lugares pueden sufrir insolaciones o golpes de calor que a veces hasta pueden producir la muerte del animal", advierte el funcionario, ante la consulta de 0223.

Para hacer frente a episodios causados por estos cuadros, que presentan síntomas similares en ambos casos, el director de Zoonosis dijo que uno de los primeros auxilios más importantes es mojar a las mascotas con agua fría en las patas o pasarles alcohol en algunas zonas del cuerpo.

"Por supuesto que los animales que lleguen a sufrir insolaciones o golpes de calor tienen que ser llevados al veterinario porque por lo general necesitan un  suero a temperatura ambiente para bajarle la temperatura pero el tratamiento depende del profesional", aclara el profesional.

Alí recuerda, además, que los perros no transpiran como las personas sino que tratan de bajar la temperatura corporal a través del "jadeo". "Si ven que su perro está jadeando, espérenlo. Porque el jadeo tampoco lo ayuda mucho porque así el calor se les termina acumulando en el organismo y ahí se puede darse la insolación y el golpe de calor", explica el funcionario.

Entre los llamados recibidos en estos días de mucho calor, el veterinario dice que se repite la consulta por la falta de apetito que muestran los animales. "No hay que alarmarse: es algo muy común. En general, comen un 25% cuando hay las temperatura son muy altas porque se autoregulan. Y suelen aprovechar para comer más temprano, a la mañana, o a la noche", precisa.

 

 

Comentarios de usuarios de Facebook