La pelea por el petróleo que enfrenta otra vez a Montenegro con el gobierno

El gobierno autorizó la exploración offshore que había impulsado la gestión de Mauricio Macri. El intendente se opuso al plan. Las razones. 

El martes hubo una masiva protesta en Mar del Plata.

5 de Enero de 2022 21:22

Las últimas horas del 2021 se encendieron por la resolución que firmó el gobierno nacional y otorgó la declaración de impacto ambiental para tres áreas de exploración offshore, dos de ellas ubicadas a 307 kilómetros de Mar del Plata. Sin anuncio, acto, conferencia, ni más detalles, la medida se publicó en el Boletín Oficial y fue replicada por aquellos que creen que la búsqueda de petróleo y gas en el Mar Argentino generará una catástrofe ambiental.

Un día más tarde, el intendente Guillermo Montenegro expresó un fuerte rechazo al proyecto a través de un mensaje difundido por redes sociales, algo que sorprendió a distintos actores de la ciudad puesto que el plan autorizado sobre el filo del 2021 por el gobierno de Alberto Fernández, había sido propuesto y anunciado por el gobierno de Mauricio Macri.

El gobierno nacional, como impulsor del proyecto para buscar energías no renovables en el mar, dio un primer paso pésimo: cedió la comunicación a las organizaciones ambientales que comenzaron a implementar campañas de repudio al plan oficial.

Incluso, el mismo 31, antes de que se conociera la postura del intendente en rechazo al plan, ambientalistas organizaron una marcha en Chapadmalal, frente a la residencia oficial en la que descansaba el presidente junto a su esposa Fabiola Yáñez.

Luego de la masiva marcha del martes en Mar del Plata y otras ciudades de la costa, en las últimas horas, desde el gobierno nacional salieron a defender férreamente el proyecto: Juan Manzur, Darío Martínez y Matías Kulfas fueron algunos de los funcionarios que hablaron a favor de la exploración offshore. “Esto fue una licitación del gobierno macrista y nosotros como es un buen proyecto y una gran inversión definimos continuar”, señalaron fuentes del gobierno nacional.

 

El trabajo de la pesca vs el trabajo del petróleo

La postura de Guillermo Montenegro fue dura. “No voy a defender solo el trabajo sino también la calidad de vida de todos los que viven en mi ciudad. Y por eso voy a manifestar públicamente mi rechazo a cualquier tipo de explotación petrolera en las costas de General Pueyrredon”, planteó el jefe comunal. Habló de carencia de elementos necesarios para saber qué impacto tendrá esta actividad en la pesca y en el turismo, “dos grandes motores” de Mar del Plata.  

 

 

La postura le valió, por caso, el reproche del exministro de Energía Juan José Araguren, que fue el impulsor del proyecto. “Lamento que hable de un tema que no conoce. Se oponen al desarrollo”, disparó

En el entorno del jefe comunal pusieron sobre la balanza todos los factores. La crítica de Aranguren –o de otros dirigentes del Pro que puedan hablar del tema- no pesa en la consideración de Montenegro. “Nosotros no éramos ni candidatos cuando esto se sacó”, recuerdan.

También aclaran que la postura del intendente no está ligada a la posible contaminación la del mar o la discusión sobre plataformas cerca de Mar del Plata. “Tenemos claro que van a estar a 300 kilómetros y no se van a ver”, aclaran. El tema central es el golpe a la pesca: “Esto va a generar cambios en el sistema de la pesca y es posible que haya una afectación. Y para Mar del Plata es una industria muy importante”.

Desde el municipio señalan, además, que no está claro el beneficio que le traerá a Mar del Plata: afirman que la ciudad no recibirá divisas y que los puestos de trabajo -directos o indirectos- tampoco serán para marplatenses.

Los empresarios de la pesca ya habían manifestado su rechazo al plan. Advierten que la sola etapa de exploración puede tener consecuencias para la fauna marina. El “puede” no es azaroso: la biblioteca científica al respecto del impacto ambiental está dividida. Hay quienes aseguran que las consecuencias son muy malas y otros hablan de un impacto menor.

Entre los últimos están, por ejemplo, los integrantes del clúster de energía de Mar del Plata que agrupa a unas 70 empresas vinculadas al rubro energético.  “La actividad pesquera no se hace a 3000 o 4000 metros de profundidad, que es en donde se van a buscar los recursos”, señalan.

Y también destacan que el impacto económico en la ciudad será importante. Aseguran que ya hay empresas trabajando con el offshore y que esto crecerá si el plan avanza. “Hay software, electrónica, reparaciones, gasoil, servicios…  la lista de actividades es importante y van a entrar divisas a Mar del Plata”, prometen.

La exploración permitiría, además, posicionar a Mar del Plata como un puerto logístico de mayor envergadura, dadas las características de la ciudad. “Somos la única ciudad que puede tener una base de helicóptero”, grafican.

Desde YPF señalaron que la explotación del CAN 100 (“que ya se perforó en el ’97 y no pasó nada”, dicen) puede generar 22 mil puestos de trabajo directo. “Aunque sólo el 20% de los trabajos sean para marplatenses, estamos hablando de 4.400 personas. Y en un solo pozo”, dicen.

 

¿Y los municipios?

Otro reproche que se lee por lo bajo en los dichos de Montenegro es la falta de participación en el plan a los municipios. Y no es solo a Mar del Plata: el intendente de General Alvarado, Sebastián Ianantuony (Frente Renovador), también rechazó el plan para buscar petróleo en el mar. El de La Costa, Cristian Cardozo, fue más cauteloso y repitió una frase que había dicho en Mar del Plata Fernanda Raverta dos días antes: “Sin cuidado del ambiente no hay desarrollo posible”.

En el gobierno marplatense afirman que el ministro de Ambiente Juan Cabandié coordinó con el intendente “dos o tres actividades” en los últimos meses y la autorización a las empresas para explorar offshore “jamás se mencionó”.

Tampoco fue un tema que hayan abordado los funcionarios provinciales. El ministro de Producción, Augusto Costa, por caso, participó de una reunión en la Legislatura en la que abordó la cuestión energética. “No dijo nada de esto”, recuerda un legislador de Juntos.

“Si es tan bueno para Mar del Plata por qué no vinieron y lo anunciaron acá”, chicanean. En el comunicado que difundió por redes, el intendente anunció una presentación judicial “para pedir información”. Aún no está claro en qué consistirá y desde el municipio dicen que están trabajando en una presentación “profunda” para la cual se están asesorando con abogados administrativistas. ¿Será algo más que un pedido de informes y buscarán paralizar el proyecto a través de un amparo? La respuesta, por ahora, es ni.

Comentarios de usuarios de Facebook