Vivienda ociosa: advierten que habrá menos oferta y caerá el empleo en la construcción

Lo afirmaron desde el sector de Desarrolladores, luego que el Gobierno anunciará que cobrará un impuesto a aquellos que no quieran alquilar. “Si es ley, el inversor no va a querer comprar en pozo para alquilar”, señalaron.

Desde la construcción reclaman incentivos fiscales para la construcción de viviendas para alquilar. Foto ilustrativa:0223

20 de Marzo de 2022 15:08

Por Redacción 0223

PARA 0223

En el marco de la discusión por una nueva Ley de Alquileres, desde algunos sectores de la construcción salieron a cuestionar el polémico proyecto que anunció el gobierno nacional esta semana, que busca aumentar la oferta de alquileres, aplicando un impuesto a la vivienda ociosa.

En diálogo con 0223, Mali Vázquez, Directora Institucional de la Cámara de Empresarios Desarrolladores Urbanos (Cedu) de la Ciudad de Buenos Aires, que estuvo presente en la reunión realizada el pasado jueves entre funcionarios de la cartera de Comercio Interior, representantes de inquilinos e inmobiliarias, sostuvo que si se “penaliza” a los propietarios de inmuebles, habrá menos oferta y asimismo, menor inversión para construir viviendas, lo que perjudicará también el empleo en la construcción.

Desde la Cedu advierten que un impuesto a la vivienda ociosa reducirá el empleo en la construcción. Foto ilustrativa:0223

“Estamos convencidos que penalizar a quienes no alquilen no ayudará, por el contrario, restringirá aún más la oferta, sobre todo la construcción de ese tipo de unidades. Va a retraer más el mercado, más de lo que está. Así, el inversor no va a querer comprar en pozo para alquilar y esto va a seguir paralizando al sector. Y por lo tanto no se van a generar los miles de puestos de trabajo que genera la construcción. Y por supuesto, continuaremos con el problema de la oferta de la vivienda para alquilar”, advirtió Vázquez.

En tal sentido, la referente de la Cedu, razonó que “existe la necesidad de generar incentivos para volcar las propiedades al mercado en vez de castigos” y que “la solución vendrá por el lado del incremento de la oferta”.

“Lo que está a nuestro alcance al respecto, es la construcción de viviendas a ser destinadas al alquiler. Lo que impulsamos son incentivos fiscales que promuevan ese tipo de proyectos, tal como se ha hecho con éxito en varios países latinoamericanos. Es una propuesta que hace tiempo venimos planteando con la mesa de la vivienda (AEV, Caamarco, Uocra, Cedu) y que vemos complementaria de otras que ya tienen estado parlamentario como la ley de sinceramiento fiscal para la construcción y la de los préstamos hipotecarios ajustados por salarios”, explicó.

Y añadió: “En caso de prosperar, el impacto positivo será doble dado que adicionalmente reactivará la economía, generará nuevos puestos de trabajo e inversión en la economía real”, completó Vázquez.

La Ley de Alquileres que fue sancionada en junio del 2020 y aprobada por el oficialismo y la oposición, terminó no conformando ni a los propietarios ni a los inquilinos y produjo incluso el aumento en el valor de la renta. Uno de los cuestionamientos que tuvo la normativa, era que los contratos de locación debían ser de 3 años, en un contexto de una fuerte inflación, lo que provocaba incluso pérdidas a los propietarios, lo que hizo que en Mar del Plata -al igual que en todo el país- cerca del 30% de las viviendas puestas en alquiler fueron sacadas del mercado y volvieran a aplicar el Código Civil y Comercial que regía hasta la sanción de la frustrada ley.

 

Comentarios de usuarios de Facebook