¿Por qué conviene pagar con criptomonedas?

Cashback significa el pago de una recompensa por cobrar. Y eso es lo que ofrecen billeteras virtuales para potenciar el uso de las criptodivisas.  

Cashback. Un término que no era conocido en prácticamente ningún lado hasta hace poco tiempo. Significa que hay un pago, una recompensa por comprar. Los criptoactivos aparecen como el principal sector en la Argentina donde esta metodología se está llevando a cabo, a través de las tarjetas prepagas que ofrecen distintas plataformas para operar con cripto en el país.

Como concepto general existen billeteras virtuales que operan con tarjeta VISA o Mastercard y permiten realizar compras en una gran cantidad de comercios, adherir a débito automático diferentes servicios pagando con criptomonedas, recibiendo retornos por ello y hasta obteniendo un interés anual que se acredita diaria o semanalmente.

Entre las más destacadas en el país aparecen Belo, Lemon Cash y Buenbit, como pioneras en emisión de tarjetas con un sistema de cashback e interés anual.

Buenbit fue una de las primeras billeteras virtuales en Argentina en lanzar una tarjeta que se conecta con el mundo cripto de una manera muy sencilla, sin costo de emisión ni mantenimiento. Además reintegra el 2% en criptomonedas sobre cada compra de los usuarios. Es una tarjeta prepaga Mastercard Internacional, de modo que sirve para compras online o presenciales en cualquier comercio del mundo que esté adherido a la red.

Lemon Card, es una tarjeta VISA también internacional que permite pagar en cualquier comercio que acepte Visa con pesos o criptomonedas. En este caso los usuarios reciben como cashback el 2% en Bitcoin de cada compra. Puede usarse tanto en comercios físicos como en digitales y es una forma concreta de darle usabilidad a las criptomonedas en las compras cotidianas. Con solo aceptar Visa, el comercio ya puede recibir pagos que siempre serán en moneda local. Es decir, nosotros podemos elegir que se nos debiten criptomonedas para pagar, pero al momento de procesar el pago la entidad convierte automáticamente es el valor a pesos argentinos para que el comerciante reciba pesos.

Belo ofrece servicios similares. Como usuario podés elegir en qué divisa querés gastar y el orden: DAI, Bitcoin, Tether. Además, podés configurar no gastar Bitcoin y seleccionar la moneda que vas a usar para pagar. Cuenta con una amplia configuración de tu forma de consumir. Lo distinto aquí es que cada vez que se pasa el plástico (Mastercard prepaga), se recibe un cashback que va del 2% al 21%, de forma aleatoria. También puede usarse en cualquier local o sitio web del mundo que acepte esa marca de tarjeta y ofrece un rendimiento por el saldo en cuenta de manera automática que paga diariamente.

Para usar estas tarjetas cripto, debes tener saldo en la billetera: se puede recargar con pesos a través de transferencia bancaria o redes conocidas de cobranzas. Luego se podrá abonar y, tras hacerlo, inmediatamente llegará una notificación al celular en el que se informará cuál es el reintegro en monedas digitales.

Las criptomonedas, aun con sus fuertes subas y bajas, se transformaron en una alternativa de inversión cada vez más solicitada. No son solamente demandadas por las personas que viven en países con monedas débiles como el nuestro, sino que hasta las grandes compañías apuestan por ellas. Hasta ahora se calcula que unas 300 millones de personas en el mundo utilizan criptomonedas lo que supone solamente entre un 3 y 4% de la población global.

Como la cifra crece sin pausa, las principales billeteras de divisas digitales buscan que estos activos puedan ser usados en todo momento y lugar, para llevar la adopción a un nuevo nivel. ¿Se convertirá la Argentina en uno de los hub cripto más importante del mundo?

Comentarios de usuarios de Facebook