El jardín que vivió un escándalo por una denuncia de abuso contra un nene volvió a dar clases

Tras permanecer un mes con las puertas cerradas, el jardín de infantes 919 del barrio San Martín retomó su funcionamiento con otros docentes. La vuelta genera sensaciones encontradas en parte de la comunidad educativa. "Es raro ir y no ver a nuestras seños", lamentó una mamá.

La familia de un chico de 3 años acusó a una auxiliar del lugar por el ataque sexual. Foto: archivo 0223.

4 de Mayo de 2022 08:44

Por Redacción 0223

PARA 0223

El jardín de infantes Nº919 se encuentra de nuevo dando clases a chicos y chicas después de haber permanecido durante un mes con las puertas cerradas a raíz del escándalo que se desató por la denuncia de abuso sexual en donde se señaló como presunta responsable a una auxiliar del lugar.

Con otra plantilla de docentes, el establecimiento ubicado en Mario Bravo y Rafael del Riego trata de volver poco a poco a la normalidad, mientras sigue con expectativa los resultados de la investigación que lleva adelante la fiscal Romina Díaz, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°6.

La presencia del nuevo personal está relacionad con la licencia que se le concedió a las profesionales de educación titulares, un proceso que automáticamente activó el Estado provincial - en su rol de empleador - para hacerse cargo del tratamiento psicológico y físico de sus después del drama y la tensión vivida.

Es que el 4 de abril, cuando la comunidad educativa tomó conocimiento de la denuncia por el presunto abuso que habría sufrido un nene de 3 años, se gestaron incidentes y hasta piedrazos en las puertas del jardín que obligaron a la Policía Bonaerense y la Prefectura Naval Argentina a montar un operativo de custodia.

El sentido posteo en Facebook de una mamá tras la vuelta a clases de sus nenas.

La vuelta a clases que llega casi un mes después del escándalo genera sensaciones encontradas en algunos padres. Una mamá, por ejemplo, a través de las redes compartió públicamente una reflexión en donde reconoció que "es raro ir al jardín y no ver a nuestras seños".

"Es raro y triste a la vez que por un malentendido esté pasando todo esto en nuestro jardín. Yo solo quiero que este mensaje les llegue a todas las seños del Jardín 919: las extrañamos. Cuesta decirle a los chicos que están en el doctor, que nos pregunten cuándo se cura la seño", escribió la mujer, con angustia.

Mientras tanto, a la causa en la que interviene Díaz todavía le queda un largo recorrido. Hasta la fecha, ni siquiera tiene a una persona imputada, más allá de la acusación que hicieron los padres de la presunta víctima contra una auxiliar, la cual sufrió agresiones y el incendio de su propia casa.

Por el momento, y al no tener elementos que justifiquen una imputación, el Ministerio Público Fiscal solo decidió notificar a la mujer señalada para que permanezca al tanto de los hechos. “El nombre de la auxiliar se generó a partir de un supuesto reconocimiento que los padres del menor dicen que existió tras mostrarle fotografías pero más allá de la desesperación por ponerle nombre y apellido al autor del presunto abuso, esa diligencia no tiene valor probatorio alguno”, aclararon fuentes judiciales.

Comentarios de usuarios de Facebook