0223.com.ar
Cambios para que nada cambie: el caso La Capital

Cambios para que nada cambie: el caso La Capital

Por Mariano Suárez

A sus familiares y a sus empleados. Florencio Aldrey Iglesias, dueño del multimedios La Capital, repartió así las radios de su propiedad para cumplir con la Ley de Medios Audiovisuales. Solo en los papeles. En los hechos el espíritu de la norma –más diversidad de voces y pluralidad- está quebrado: Aldrey seguirá controlando casi una veintena de medios, de los cuales más de la mitad opera en Mar del Plata.

La propuesta de adecuación del propietario del multimedios La Capital fue presentada en la Afsca el 13 de noviembre de 2012. Recién este lunes fue aceptada por unanimidad. Allí se confirma que el grupo tiene medios a través de cuatro firmas (La Prensa SA, Difusora Austral SA, Editorial La Capital SA y Deportes y Espectáculos SA). El organismo que conduce Martín Sabbatella autorizó el plan que deja a don Florencio como el máximo accionista de editorial La Capital, que controla el diario con el mismo nombre, nave insignia del grupo; cuatro AM en distintos puntos del país (la de Córdoba, en proceso de transferencia a Radio Mitre) y tres FM, también en distintas ciudades, además del diario La Voz de Tandil, La Capital Cable y Canal 2 de Mar del Plata.

Así, en los papeles el nombre de Florencio Aldrey Iglesias no figurará en ninguna de las otras empresas del multimedios (sí, seguiremos hablando de multimedios), sin embargo no perderá el control de ninguna de ellas. Es decir que seguirá siendo amo y señor de todas las frecuencias de AM de Mar del Plata (además de LU6, LU9 y la 1620) y de sus respectivas FM. El plan de adecuación, tan pomposamente denominado, es apenas un cambio de figuritas en el que aparecen familiares -Juan Carlos Aldrey, Jorge Eduardo Aldrey y Dolores Noya- y empleados como el subdirector del diario La Capital, Marcelo Pasetti; Lauro Laíño, subdirector de La Prensa o Jorge Pucinelli, directivo de LU6. 

A esta concentración audiovisual se le deben sumar los diarios: La Prensa, La Voz de Tandil, La Capital y desde el año pasado su “mellizo” El Atlántico -donde tampoco figura, pero sí controla-. 

Aldrey siempre utilizó sus medios de comunicación para perseguir otros fines. Lo padeció César Pelli, quien llegó a tener una audiencia con la Presidenta a la que le explicó su plan para remodelar la vieja terminal. No importó la reputación del creador de las Torres Petronas: afuera Pelli, adentro Aldrey. Es apenas un ejemplo de muchos (Hotel Provincial, Casino Hermitage, Ferroautomotora y la lista sigue). Para el empresario los medios son herramientas que le sirven para otros fines. Y los utiliza para ello. Y desde este lunes lo seguirá haciendo. Aunque ya esté “adecuado” a la Ley de Medios


También la de Clarín

La Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audivisual (Afsca) aprobó este lunes "por unanimidad" el plan de adecuación del Grupo Clarín a la ley de Medios y de esta forma el multimedio deberá dividirse en seis unidades de negocios diferentes.

"Es el inicio del fin de las posiciones hegemónicas en el mercado de la comunicación que tanto daño le hicieron y le hacen a la pluralidad de voces y a la libertad de expresión", aseveró el presidente de la Afsca, Martín Sabbatella, al término de la reunión del directorio del organismo en el que se aprobó la propuesta de Clarín.

"Nos reconforta haber logrado que todos los grupos de medios, aún el más poderoso y perjudicial para la democracia, hayan tenido que rendirse al imperio de la ley", remarcó el funcionario y dijo que habrá "un panorama de servicios audiovisuales mucho más plural, más democrático, con más libertad, sin que ningún patrón le imponga condiciones y agenda al resto de los medios".


Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Cambios para que nada cambie: el caso La Capital

A sus familiares y a sus empleados. Florencio Aldrey Iglesias, dueño del multimedios La Capital, repartió así las radios de su propiedad para cumplir con la Ley de Medios Audiovisuales. Solo en los papeles. En los hechos el espíritu de la norma –más diversidad de voces y pluralidad- está quebrado: Aldrey seguirá controlando casi una veintena de medios, de los cuales más de la mitad opera en Mar del Plata.

La propuesta de adecuación del propietario del multimedios La Capital fue presentada en la Afsca el 13 de noviembre de 2012. Recién este lunes fue aceptada por unanimidad. Allí se confirma que el grupo tiene medios a través de cuatro firmas (La Prensa SA, Difusora Austral SA, Editorial La Capital SA y Deportes y Espectáculos SA). El organismo que conduce Martín Sabbatella autorizó el plan que deja a don Florencio como el máximo accionista de editorial La Capital, que controla el diario con el mismo nombre, nave insignia del grupo; cuatro AM en distintos puntos del país (la de Córdoba, en proceso de transferencia a Radio Mitre) y tres FM, también en distintas ciudades, además del diario La Voz de Tandil, La Capital Cable y Canal 2 de Mar del Plata.

Así, en los papeles el nombre de Florencio Aldrey Iglesias no figurará en ninguna de las otras empresas del multimedios (sí, seguiremos hablando de multimedios), sin embargo no perderá el control de ninguna de ellas. Es decir que seguirá siendo amo y señor de todas las frecuencias de AM de Mar del Plata (además de LU6, LU9 y la 1620) y de sus respectivas FM. El plan de adecuación, tan pomposamente denominado, es apenas un cambio de figuritas en el que aparecen familiares -Juan Carlos Aldrey, Jorge Eduardo Aldrey y Dolores Noya- y empleados como el subdirector del diario La Capital, Marcelo Pasetti; Lauro Laíño, subdirector de La Prensa o Jorge Pucinelli, directivo de LU6. 

A esta concentración audiovisual se le deben sumar los diarios: La Prensa, La Voz de Tandil, La Capital y desde el año pasado su “mellizo” El Atlántico -donde tampoco figura, pero sí controla-. 

Aldrey siempre utilizó sus medios de comunicación para perseguir otros fines. Lo padeció César Pelli, quien llegó a tener una audiencia con la Presidenta a la que le explicó su plan para remodelar la vieja terminal. No importó la reputación del creador de las Torres Petronas: afuera Pelli, adentro Aldrey. Es apenas un ejemplo de muchos (Hotel Provincial, Casino Hermitage, Ferroautomotora y la lista sigue). Para el empresario los medios son herramientas que le sirven para otros fines. Y los utiliza para ello. Y desde este lunes lo seguirá haciendo. Aunque ya esté “adecuado” a la Ley de Medios


Conectar
Crear cuenta
Redimensionar