Enfoque global

15 de Octubre de 2019 15:28

Elecciones en Bolivia: el examen más difícil de Evo

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El domingo hay elecciones generales en Bolvia y Evo Morales lidera las encuesta pero pelea por evitar la segunda vuelta.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afrontará el proceso electoral mas dificil desde que fue electo en 2005. El líder de MAS fue revalidado en las elecciones de 2010 y 2014 y ganó un referéndum revocatorio en 2009, todos por encima de los 50 puntos. 

No caben dudas de las enormes transformaciones se han hecho en materia económica, social y de incorporación de derechos a porciones de poblaciones que estuvieron historicamente postergadas. 

Como se sabe, la nacionalización de los hidrocarburos fue el punto de inflexión en la economía, ya que, representó ingresos que fueron redistribuidos entre la población. Esta distribución de los excedentes de los recursos naturales para paliar los efectos sociales fue clave en el devenir virtuoso que lo prosiguió. 

Bolivia se encuentra en una etapa que pretende avanzar en la industrialización de los recursos naturales y de creación de toda la industria que antes no existía, entre otras cosas, con un ambicioso plan de desarrollo de litio para producir baterías. 

La coordinación entre lo público y lo privado permitió que Bolivia pudiera desarrollar lo que denominan "modelo económico social comunitario productivo" que expresa un capitalismo productivo con crecimiento sostenido e inclusión social, fuerte intervención estatal pero con un buen nivel de inversión privada y baja inflación. El saldo positivo es innegable y palpable, por eso la pregunta es que llevaría a Evo Morales a perder la eleccion frente a datos que lo acompañan. Podemos vislumbrar dos: la permanencia en el poder y el contexto regional. 

Sobre lo primero hay que decir que luego de lograr la reelección en 2014 con más del 60 por ciento de los votos, Evo Morales perdió  por escaso margen una consulta popular vinculada con la posibilidad de volver a presentarse este año. Luego, ante la insistencia del MAS de presentarlo, el Tirbunal Supremo consideró que el presidente tenía "derecho humano" de someterse a la voluntad popular y fue habilitado. Desde entonces, Evo perdió caudal electoral y de ese referéndum nació el espacio política Bolivia Dice No que aparecen tercero en las encuestas. 

El segundo punto es mas complejo y menos tangible pero obedece a la correlación de fuerzas en la región. En las últimas dos semanas se produjeron diferentes movilizaciones en contra de la candidatura de Evo Morales por considerarla "fraudulenta". En la misma línea se expresó en las Naciones Unidas el senador e hijo del presidente de Brasil, Eduardo Bolsonaro. ¿Qué dira Estados Unidos si Evo resulta vencedor? Por lo pronto, esta estrategia no tiene anclaje local ni en el empresariado que se ha favorecido de la estabilidad económica ni en Carlos Mesa y Oscar Ortíz, los dos principales postulantes opositores, que han llevado una campaña moderada. 

Hay una corriente, por el momento minoritaria, que trabaja para restarle legimidad a un eventual triunfo del MAS  y que, incluso, ha presionado para que Luis Almagro, Secretario General de la OEA, se pronuncie en ese sentido. Esto no sucedío y la OEA fue invitada como observadora de la elección. 

Las últimas dos encuestas que fueron publicadas arrojan resultados diferentes. La consultora CiesMori dio a conocer un relevamiento de opinión publicado por el sitio El Deber en la que el presidente de Bolivia, Evo Morales, encabeza la intención de voto pero no sin llegar a vencer en primera vuelta. Este es el peor escenario para el oficialismo boliviano, ya que, las encuestas barajan una derrota en balotaje.

Por otro lado, según la encuesta elaborada por Ipsos Bolivia para Radio Televisión Popular (RTP) y La Razón, la difernecia de Evo Morales con Carlos Mesa sería de 18 puntos. Fuentes del gobierno de Bolivia consultadas para esta columna aseguraron que los números de esta encuesta son muy parecidos a los de Ipsos y la victoria en primera vuelta estaria cerca. "Tal vez la diferencia sea un poco menor pero está encaminada", dijeron. 

Como decíamos antes, la campaña se movió en el centro sin caer en ideologismos ni posturas radicalizadas aunque en este último tramo, Evo soprendio con un discurso en el que advierte que  “votar por la derecha es votar para que vuelva el Fondo Monetario Internacional. Donde ha retornado el FMI, como en Argentina, ha crecido la pobreza y desigualdad. Imagínense lo que está viviendo Ecuador, otra vez paquetazo del FMI. Lamento mucho que algunos gobiernos y presidentes se sometan a esos organismos financieros que representan al sistema capitalista”.

El gobierno hizo del pragmatismo una practica poítica institucionalizada. Evo entendió luego del intento de golpe de estado de 2008 que parte importante de su modelo está en la alianza con empresas de la llamada media luna boliviana. Tal como publicó Infobae, como parte de esa alianza, el Gobierno puso en marcha con los privados cruceños el proyecto de Puerto Busch, para construir infraestructura que permita exportaciones hacia el Atlántico.

También ha impulsado junto a los industriales azucareros la producción de etanol y se acordó con los agricultores la ampliación de la frontera agrícola para generar biocombustibles y se anunció en Santa Cruz la adjudicación del proyecto del aeropuerto internacional Viru Viru Hub, con financiamiento de una compañía de Francia.

De esta manera llega Evo Morlaes a las elecciones del domingo. las mas reñidas desde que es presidente de Bolivia, con contendientes que se muestran moderados y en un contexto de fuerte fragmentación regional. 

Compartir
Compartí esta nota