Pidieron 10 y 12 años de prisión para el militar que atropelló, arrastró y mató a Nahuel Barragán 

El fiscal Rodolfo Moure y el abogado Maximiliano Orsini sostuvieron que se trató de un homicidio con dolo eventual y lesiones leves en concurso ideal.

2 de Octubre de 2019 10:18

Por Redacción 0223

PARA 0223

Sin sorpresas y en sintonía con lo que fueron sus palabras en la apertura del debate, el fiscal Rodolfo Moure y el abogado Maximiliano Orsini plantearon que el militar que atropelló, arrastró más de diez cuadras y mató a Nahuel Barragán sea condenado como autor de homicidio simple con dolo eventual. Mientras que el fiscal pidió 10 años de prisión, el particular damnificado solicitó doce años de prisión e inhabilitación para manejar por el mismo período de tiempo. También solicitaron el decomiso del auto para ser entregado a la familia de la víctima.

De manera subsidiaria los profesionales plantearon la figura de homicidio culposo agravado por la conducción de automotor, por hacerlo bajo el consumo de estupefacientes, culpa temeraria y lesiones culposas a la pena de seis años de prisión e inhabilitación de diez años para manejar.

La tercera jornada del juicio comenzó con el ultimo testigo propuesto por la defensa. El hermano de Yonathan Maurette le contó a los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Ricardo Perdichizzi como fue el contacto que tuvo con el imputado cuando llegó a su casa y las aptitudes de manejo que tenía. 

A continuación el fiscal Moure planteó que Maurette advirtió en el carril rápido de la avenida Colón a dos personas, que se sintió en peligro y los embistió de manera intencional. "Con cabal conocimiento de lo que pasó, huyó y arrastró a Barragan", dijo.

A partir de la declaración del imputado, el funcionario no profundizó en su alegato cuestiones relacionadas con la autoría y la materialidad, sino que hizo foco en los elementos para calificar al hecho como doloso y no culposo. 

"La conducta de Maurette es reprochable, porque sabía que atropelló a una persona, se dio a la fuga, aumentó de velocidad y mató a Barragán", sostuvo.

Al recordar los informes que confirmaron la presencia de una especie de "diente" de diez centímetros en el asfalto con la que golpeó el cuerpo de Barragán y le provocó la muerte, sostuvo que el deceso se evitaba si hubiera frenado después del choque. "Estaríamos hablando de unas lesiones y no de un homicido", dijo.

Para Moure no quedaron dudas de que el militar, en su creencia de que estaba en una "zona de fuego" con gente "en actitud hostil", pensó que una persona parada en la calle, otra sentada, una en el cantero y una moto tirada eran una amenaza para su seguridad.

Antes del pedido de pena, descartó cuestiones eximentes de la responsabilidad penal y valoró como atenuantes la falta de antecedentes y el buen concepto que figura en los informes. En cuanto a los agravantes planteó el medio empleado, la condición de militar y la extensión del daño causado.

Para Orsini, el imputado escapó para evitar un control policial y una posible detención porque sabía que estaba bajo los efectos de estupefacientes. "Está acreditado que la muerte se produjo abajo del vehículo, a unos cien metros producto del traumatismo de cráneo y la pérdida de masa encefálica", agregó. 

"No hubo una evidencia que Maurette haya intentado evitar la situación, siempre aceleró anteponiendo sus intereses a los de las otras personas", agregó.

Comentarios de usuarios de Facebook