Arroyo le abre la puerta al desembarco de un nuevo boliche en Playa Grande

Por Redacción 0223

En la recta final de su gestión, el jefe comunal firmó un acta transaccional en la que acepta la ampliación del uso de la UTF conocida como cochera de Playa Grande. El Concejo había solicitado que se analice dictar la caducidad.

El intendente Carlos Arroyo anunció públicamente su deseo de ir por la reelección en las próximas elecciones. Sin embargo, parece actuar como alguien que se despide de la gestión y toma definiciones en esa línea. En las últimas horas, firmó un acta transaccional mediante la cual le abre la puerta a un nuevo boliche para el complejo Playa Grande.

Según la resolución a la que accedió este medio, el intendente hizo lugar a la presentación de Playa Azul SA a través de la cual señalaba que los usos permitidos por la concesión de la UTF conocida como Cochera de Playa Grande le daban el visto bueno a la apertura de un local gastronómico y recreativo dentro del complejo.

Esa presentación había sido rechazada por el Ente Municipal de Turismo y por los concejales que conforman la comisión de Turismo. De hecho, semanas atrás los ediles habían elevado una resolución en la que le pedían al Emtur que analizara la posibilidad de dictar la caducidad de la concesión por los incumplimientos en la realización de las obras que estaban comprometidas para el lugar, cuyos plazos se encuentran vencidos.

En la resolución del intendente consta que los concesionarios del lugar cumplen con el servicio de cochera que establece el pliego de bases y condiciones y, tras analizar el articulado, entienden que se pueden permitir que en el lugar haya sectores de gastronomía y recreación.

“El Ejecutivo expresa su voluntad e interés de que se concrete la propuesta de inversión proyectada por Playa Azul SA, la cual al término del plazo de vigencia de la concesión revertirá a favor del municipio y supondrá dotar al sector de Plata Grande de salones con posibilidad para ser utilizados para acontecimientos programados (congresos, convenciones, etc), lo que constituye un proyecto superador en términos del interés general cuya tutela se encuentra a su cargo”, señala el texto.

A su vez, añade que el proyecto “dotará al sector de una actividad más a realizar los 12 meses del año, contribuyendo a fortalecer el destino turístico recreativo pretendido.  

En el texto rubricado por Arroyo se deja en claro que el pliego, en uno de sus artículos, manifiesta como “factible” de ser desarrollado en los locales comerciales “gastronomía al paso”. En esa línea, advierte que el destino de explotación es “amplio” y que la pretensión de Playa Azul SA no escapa a la pauta del resto del complejo.

De este modo, el jefe comunal le abre la puerta a la instalación de un nuevo boliche en Playa Grande, una iniciativa que había sido resistido por otros empresarios que operan allí.

Comentarios de usuarios de 0223
Comentarios de usuarios de facebook

Arroyo le abre la puerta al desembarco de un nuevo boliche en Playa Grande

En la recta final de su gestión, el jefe comunal firmó un acta transaccional en la que acepta la ampliación del uso de la UTF conocida como cochera de Playa Grande. El Concejo había solicitado que se analice dictar la caducidad.

El intendente Carlos Arroyo anunció públicamente su deseo de ir por la reelección en las próximas elecciones. Sin embargo, parece actuar como alguien que se despide de la gestión y toma definiciones en esa línea. En las últimas horas, firmó un acta transaccional mediante la cual le abre la puerta a un nuevo boliche para el complejo Playa Grande.

Según la resolución a la que accedió este medio, el intendente hizo lugar a la presentación de Playa Azul SA a través de la cual señalaba que los usos permitidos por la concesión de la UTF conocida como Cochera de Playa Grande le daban el visto bueno a la apertura de un local gastronómico y recreativo dentro del complejo.

Esa presentación había sido rechazada por el Ente Municipal de Turismo y por los concejales que conforman la comisión de Turismo. De hecho, semanas atrás los ediles habían elevado una resolución en la que le pedían al Emtur que analizara la posibilidad de dictar la caducidad de la concesión por los incumplimientos en la realización de las obras que estaban comprometidas para el lugar, cuyos plazos se encuentran vencidos.

En la resolución del intendente consta que los concesionarios del lugar cumplen con el servicio de cochera que establece el pliego de bases y condiciones y, tras analizar el articulado, entienden que se pueden permitir que en el lugar haya sectores de gastronomía y recreación.

“El Ejecutivo expresa su voluntad e interés de que se concrete la propuesta de inversión proyectada por Playa Azul SA, la cual al término del plazo de vigencia de la concesión revertirá a favor del municipio y supondrá dotar al sector de Plata Grande de salones con posibilidad para ser utilizados para acontecimientos programados (congresos, convenciones, etc), lo que constituye un proyecto superador en términos del interés general cuya tutela se encuentra a su cargo”, señala el texto.

A su vez, añade que el proyecto “dotará al sector de una actividad más a realizar los 12 meses del año, contribuyendo a fortalecer el destino turístico recreativo pretendido.  

En el texto rubricado por Arroyo se deja en claro que el pliego, en uno de sus artículos, manifiesta como “factible” de ser desarrollado en los locales comerciales “gastronomía al paso”. En esa línea, advierte que el destino de explotación es “amplio” y que la pretensión de Playa Azul SA no escapa a la pauta del resto del complejo.

De este modo, el jefe comunal le abre la puerta a la instalación de un nuevo boliche en Playa Grande, una iniciativa que había sido resistido por otros empresarios que operan allí.

Conectar
Crear cuenta
Redimensionar