Solidaridad

2 de Mayo de 2020 10:08

Delincuentes se llevaron hasta las ollas de un comedor: "No pensamos que podían robar un lugar de ayuda"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Foto ilustrativa: archivo 0223

Ocurrió en un espacio solidario del barrio Santa Rosa del Mar. También se registró la pérdida de alimentos, de dos garrafas y de la bomba de agua. "Nos da mucha amargura", lamentaron.

Un comedor del barrio Santa Rosa del Mar fue el blanco de la delincuencia en horas de la madrugada de este sábado y sufrió la pérdida de una bomba de agua, de dos garrafas, de alimentos y hasta de utensilios de cocina, en plena cuarentena.

El hecho ocurrió en el espacio solidario “La cocina de Cua Cuá” que se encuentra en calles 38 y 431. Sus referentes tomaron conocimiento de la situación cuando a las 8 llegaron al lugar y advirtieron daños en una puerta, que había sido forzada para poder ingresar.

Susana Figueroa, responsable del lugar, reconoció sentir "mucha amargura" y sorpresa por el robo. "Nunca nos había pasado nada y la verdad que jamás pensamos que se podía asaltar un lugar donde se ayuda a la gente", expresó, en declaraciones a 0223.

"Lo más triste de todo es que la gente sigue trayendo su tapper. Entre nosotras, fuimos trayendo algunas cosas para poder dar hoy pero la verdad que no sabemos si el lunes vamos a poder seguir garantizando la comida", lamentó la mujer, quien agregó: "Se llevaron la bomba de agua, la comida, las garrafas y las ollas".

El comedor, según Figueroa, da de comer todos los días a 140 personas pero también involucra otras actividades: enseña oficios y tiene una huerta comunitaria en la que trabajan 40 mujeres. "Lo de la bomba de agua nos genera mucha amargura y preocupación porque si no tenemos agua no podemos cocinar ni regar las plantas", explicó la referente del espacio.

Si bien es el primer robo que sufre el lugar, la mujer aclaró que no se trata de una situación aislada para el barrio y reclamó un refuerzo de la seguridad ante diferentes hechos ocurridos en el último tiempo. "Hoy nos tocó a nosotros pero ya se acercaron vecinos para pedirle al comisario que nos garanticen seguridad porque la gente se baja del colectivo y la ponen un cuchillo en el cuello o se meten en las casas", ejemplificó.

Cualquier persona que esté interesada en colaborar con alguna clase de aporte con el comedor puede acercarse directamente hasta sus instalaciones o comunicarse al teléfono 223 301-0102.

 

 

 

Compartir
Compartí esta nota