Fase 3

19 de Septiembre de 2020 11:14

Se viene otro "percherazo" en Mar del Plata para pedir el ingreso de un cliente a los comercios

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Propietarios de locales de indumentaria y calzado llevarán adelante la iniciativa este martes por la tarde. "La caja de muchos ha caído a cero", advirtieron desde el sector, con profunda preocupación por la crisis.

Y los comerciantes no se quedan de brazos cruzados: ante la continuidad de las restricciones para trabajar que rigen en la fase 3 de la cuarentena, los propietarios de locales de indumentaria y venta de calzado de Mar del Plata realizarán este martes por la tarde un nuevo "percherazo".

Desde el paseo comercial de la calle Güemes confirmaron que la iniciativa, que había visto su primera versión a mediados de mayo, se desarrollará entre las 17 y las 18 para insistir con el reclamo que pretende una flexibilización de la actividad.

En la conferencia de prensa que encabezó este viernes el gobernador Axel Kicillof para confirmar la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 11 de octubre, no se anunciaron mayores cambios en las restricciones a excepción de las obras privadas, donde se podrá reanudar el trabajo.

Sin embargo, mientras las restricciones persisten, la crisis de cada uno de los comerciantes crece y por eso se insiste con los pedidos desesperados al Municipio, la Provincia y la Nación para que habiliten una actividad comercial mayor con todos los protocolos acordes al contexto de pandemia que se vive.

"Desdse el retroceso a la fase 3, atendemos en modalidad kiosko, sin poder permitir el ingreso de un solo cliente, y por eso la caja diaria de varios locales bajó cero. No se está pudiendo pagar compromisos, sueldos y nos acerca a un inminente cierre con pérdida de empleos", advirtió María Liberati, responsable de un reconocido local textil de Güemes.

En declaraciones a 0223, la comerciante afirmó que el sector siente profunda angustia pero también "discriminación" por parte de las autoridades a la hora de considerar su situación económica. "Vamos a sacar los percheros para que por lo menos nos permitan el ingreso de un cliente al local, que es lo que se viene pidiendo en los últimos días", ratificó.

Tanto en la Provincia como en la Nación ponen el foco en la capacidad del sistema sanitario, que hoy tiene el 67 por ciento de su camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI) en promedio en el conurbano, el sector más crítico del territorio bonaerense en cuanto al Covid-19, y se muestran reacios a nuevas aperturas. El Gobierno de Alberto Fernández incluso alentó este viernes a que se "incrementen las restricciones en forma transitoria" ante la fuerte suba de contagios.

El intendente Guillermo Montenegro, en tanto, si bien apuesta al diálogo y prefiere no trazar mayores diferencias con el gobernador y el presidente, reconoce la necesidad de reactivar algunas actividades para evitar la pérdida de fuentes laborales. La mayoría de los locales ve afectada fuertemente su facturación hace siete meses. "Hoy mi principal preocupación es el trabajo, es lo que me desvela", aseveró en una entrevista que le concedió a este medio el jueves.

Desde el inicio de la pandemia, General Pueyrredon acumula 8976 casos confirmados, de los cuales 3243 permanecen activos, 5592 se han recuperado y 141 han fallecido, según las estadísticas difundidas por la Secretaría de Salud.

 

 

Compartir
Compartí esta nota