Edición 5ta

4 de Septiembre de 2020 20:34

Usurpaciones en la costa atlántica: cruces y desmentidas entre intendentes

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Una demolición de una construcción ilegal desarrollada en la localidad de Ostende, partido de Pinamar.

Un grupo de seis jefes comunales emitió un comunicado conjunto para afirmar que es mentira que existan usurpaciones de viviendas. En contrapartida, el intendente de Pinamar asegura que las tomas ilegales son constantes en su distrito.

A la problemática sanitaria y las complejidades que genera el aislamiento impuesto por la pandemia, desde hace varias semanas se sumaron otros dos inconvenientes: las denuncias de usurpaciones -un drama que aqueja a buena parte del país-, y la demanda de cientos de propietarios no residentes que quieren trasladarse a sus segundas viviendas.

El combo hizo eclosión en las últimas horas particularmente en la costa atlántica bonaerense, donde varios jefes comunales decidieron emitir un comunicado conjunto para desmentir que existan realmente usurpaciones de inmuebles en sus distritos. Se trata de los intendentes de Punta Indio, La Costa, Villa Gesell, Mar Chiquita, General Alvarado y Monte Hermoso.

“Vemos con inquietud cómo se intenta instalar en los medios de comunicación una problemática que no es reflejo de la realidad de nuestros municipios, donde al momento no han existido situaciones de tal naturaleza”, sentenciaron los titulares de cada comuna.

 

Alejandro Dichiara, Cristian Cardozo, Gustavo Barrera, Herná Zurieta, Jorge Paredi y Sebastián Ianantuony, todos integrantes del Frente de Todos, manifestaron en paralelo su preocupación por la iniciativa de los propietarios no residentes de trasladarse hacia los municipios donde tienen casas de veraneo, “bajo el argumento de una posible usurpación de esas propiedades”.

Este viernes, en el partido de General Lavalle, las fuerzas de seguridad impidieron el paso de al menos 30 vehículos en donde se trasladaban personas de la zona del Amba que llegaron hasta la costa con un permiso de circulación sacado por 24 horas.

En ese sentido, los citados intendentes bonaerenses remarcaron que es de público conocimiento que “las usurpaciones producidas en las últimas semanas se produjeron en grandes extensiones baldías, no existiendo ninguna denuncia de intrusiones en propiedades urbanas”. 

En contrapartida, el jefe comunal de Pinamar, Martín Yeza, de la fuerza Juntos por el Cambio, viene realizando una fuerte campaña pública de denuncia sobre supuestas usurpaciones continuas que tendrían lugar en su distrito.

 

Esta semana Yeza anunció incluso la presentación de una denuncia contra el fiscal Eduardo Elizarraga, a cargo de las investigaciones sobre ese tipo de conflictos, acusándolo de no realizar su trabajo.

Al momento, justamente el único municipio que avaló el ingreso de propietarios no residentes a través de una declaración jurada sanitaria fue Pinamar, donde se registra un nuevo brote de Covid-19 estos días, casualmente una semana después de que se aprobara el acceso de aquellos que no viven en el distrito.

Son varios los vecinos del partido que desde hace meses denuncian la existencia de ingresos de no residentes a Pinamar.