“Casación avasalló los derechos de nuestros defendidos para estirar una mentira”

Uno de los abogados de los jóvenes que había sido declarado no culpable por un jurado dijo que la anulación de la decisión es “una toma de pelo al veredicto popular”.

Martín Bernat (izquierda) durante el desarrollo del juicio.

24 de Diciembre de 2021 14:08

Por Redacción 0223

PARA 0223

Indignación por la resolución, adelanto de interposición de todos los recursos posibles y seguridad de que un hipotético nuevo juicio tendrá el mismo resultado de no culpabilidad. Esos fueron los tres ejes de las conclusiones que el abogado Martín Bernat, defensor de uno de los imputados en la causa por el abuso en el camping “El Durazno”, sostuvo tras conocer el fallo de Casación que declaró nulo el veredicto y ordenó la realización de un nuevo debate.

El profesional que junto al abogado Agustín Robbio defendió a Tomás Jaime en el juicio por jurados que en septiembre lo declaró no culpable, le adelantó a 0223 que van a interponer todos los recursos necesarios para que las instancias superiores vean que la resolución de la Sala III de Casación “es arbitraria e infundada”. En tal sentido plantean llegar a la Corte y a la misma Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

“Lo vamos a hacer aunque estemos convencidos de que un nuevo juicio saldría todo igual, pero la decisión de Casación avasalla los derechos de nuestros defendidos y está basada en un mero formalismo que quiere estirar la mentira que es la causa desde el día cero”, agregó.

Para Bernat la decisión de los jueces Ricardo Borinsky y Víctor Horacio Violini que adelantó este medio demuestra que a ciertos grupos de poder de la sociedad no le cayó bien el fallo popular y que hay “jueces timoratos que deciden las causas respecto al clamor social y que decidieron tomarle el pelo al veredicto popular”.

“Se toman de una mera formalidad para fundamentar la decisión, cuando se analizan los escuetos argumentos se evidencia te das cuenta que son meramente aparentes y no hay nada que indique que la supuesta falta de intervención de la Asesora de Incapaces hubiera incidido en la decisión del jurado nublado la vista de los jurados y ocasionado un veredicto diferente”, sostuvo.

“Tenemos una decisión que es compatible con la realidad de la causa y por una mera formalidad estiran esta mentira para hacer un nuevo juicio oral en el que va a volver a salir a la luz lo mismo”, agregó.

La resolución que este jueves firmaron los miembros de la Sala III de Casación en la que se declaró la nulidad del juicio y veredicto y ordenó realizar un nuevo juicio con otro jurado en la causa por el abuso de una menor en el camping “El Durazno” durante los festejos de año nuevo en 2019 tuvo como eje central la falta de intervención de la Asesora de Menores durante la declaración de la víctima.

Bernat recordó que en ningún momento del debate la parte acusatoria –pública o privada- manifestó o hizo protesta alguna por la supuesta falta de la presencia de la Asesora de Incapaces que estuvo sentada al lado de la querella.. 

“El mismo (Maximiliano) Orsini le pidió al Juez en el debate que la menor declare acompañada por su psicóloga y en ningún momento de la exposición cuestionaron o se opusieron a alguna pregunta de las defensas”, agregó.

A partir de la decisión de Casación y más allá de los recursos que presentarán Bernat junto a Robbio y, se estima, las defesas de Lucas Pitman y Juan Cruz Villalba, la causa se remitió nuevamente al Tribunal Oral en lo Criminal Nº 3 para la conformación de un nuevo jurado y de otro debate.

Comentarios de usuarios de Facebook