Gustavo demarchi

19 de Febrero de 2021 20:16

Murió el genocida Gustavo Demarchi

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El exlíder de la Concentración Nacional Universitaria (CNU), condenado a prisión perpetua, falleció este viernes después de luchar contra el coronavirus en una clínica de la ciudad. 

El genocida y represor Gustavo Demarchi que fue condenado a fines del 2016 a prisión perpetua por seis asesinatos cometidos con la Concentración Nacional Universitaria (CNU) murió este viernes después de luchar contra el coronavirus en una clínica de la ciudad.

Fuentes consultadas por 0223 confirmaron que el deceso a los 74 años del primer fiscal federal que tuvo Mar del Plata en 1974 se produjo durante la tarde mientras permanecía internado en la Clínica 25 de Mayo.

A fines de enero, también se produjo la muerte en la cárcel de Mario Ernesto Durquet, otro de los integrantes y responsables del accionar nefasto de la CNU que también fue condenado en 2016 a prisión perpetua.

Sin embargo, el represor Demarchi, la cabeza de la asociación ilícita que gestó múltiples asesinatos en la década del '70, pudo gozar hasta sus últimos días del beneficio de la prisión domiciliaria que la Justicia le concedió a fines del 2019.

Así, durante más de un año, el abogado pudo cumplir la condena a prisión perpetua en un departamento ubicado en la zona de Güemes. Las autoridades le concedieron la posibilidad de pasar los días de pena en su casa porque tenía un "esguince de tobillo".

El beneficio fue duramente criticado por los representantes de diferentes organismos y organizaciones defensoras de los Derechos Humanos que junto a abogados impulsaron recursos para tratar de revocarlo aunque no obtuvieron respuestas favorables.

El 20 de diciembre de 2016 Demarchi fue condenado junto a Mario Durquet y Fernando Otero a prisión perpetua por los delitos de asociación ilícita y homicidio calificado en un fallo inédito, en el que el tribunal entendió que estos delitos, cometidos antes del golpe cívico militar de 1976, fueron considerados crímenes de lesa humanidad.

Compartir
Compartí esta nota