Vacunación

22 de Febrero de 2021 08:02

A pesar de la creciente demanda, Gihon mantiene "sin retrasos" la producción del conservante de vacunas

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

El laboratorio marplatense, único fabricante de Thimerosal en el mundo, mantiene con éxito el abastecimiento a más de cien países. "Tenemos una estructura muy sólida", resaltó a 0223 Alberto Chevalier, su director científico.

Los directivos del laboratorio Gihon, que se encuentra radicado en el Parque Industrial General Savio de Mar del Plata, garantizaron que mantienen "sin ningún retraso" la producción de Thimerosal, el conservante más utilizado en todo tipo de vacunas por su nivel de eficacia y bajo costo y que cumple un rol fundamental por esta fecha en el marco de la mega campaña de inmunización mundial que se lleva adelante contra la pandemia del coronavirus.

A pesar de la creciente demanda de dosis que manifiestan los países en los últimos meses y las dificultades para su abastecimiento, en la química de la ciudad resaltaron que tienen una "estructura muy sólida" y aseguraron que mantienen el mismo ritmo de trabajo para proveer los conservantes a más de 125 naciones de distintas partes del mundo.

"No podríamos ser los únicos fabricantes en el mundo de conservantes si no tuviéramos una estructura tan sólida de producción. Y además, nuestro compromiso con la fundación de Bill Gates, las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza Global para la Vacunación e Inmunización que firmamos en 2016 justamente nos comprometía a generar stocks de conservantes para tener distribuidos alrededor del mundo y no tener ningún problema por la posible aparición de epidemias o pandemias", explicó Alberto Chevalier, co-fundador de la prestigiosa firma.

Inclusive, el director científico de Gihon reveló que llegaron a distribuir tanto en el hemisferio sur como norte una cantidad de conservantes suficiente para "hacer 15 mil millones de dosis de vacunas", el doble de la población mundial. "La capacidad de producción de vacunas en el mundo está lejos de eso, por lo que podemos decir que estamos totalmente preparados para la producción de vacunas", ratificó el doctor en Ciencias Químicas, en declaraciones a 0223.

Chevalier, además, reveló que la química todavía tiene una "capacidad ociosa" de producción que "da tranquilidad al mercado" y que podría explotarse en un contexto de necesidad. "Nosotros hoy podemos abastecer de conservantes a todos los fabricantes de vacunas del mundo trabajando de lunes a viernes de 8 a 16 pero podríamos duplicar los turnos de trabajo y hacer el doble de lo que ya estamos haciendo", graficó.

"No es malo tener capacidad ociosa; al contrario, es bueno porque frente a cualquier parate en la plata o si hay problemas de limpieza o arreglar un reactor esto hace que se pueda regenerar rápidamente la producción que se perdió. Este tipo de cosas ya las tenemos consideradas dentro de nuestro movimiento anual y hace 25 años que somos los únicos productores en el mundo de Thimerosal. En los primeros cuatro años tuvimos competencia pero siempre nos manejamos de la misma manera. Tenemos muy aceitado el sistema", aseguró.

 

Los orígenes

El único fabricante de Thimerosal en el mundo nació de un emprendimiento familiar: en 1991 “Tito” Chevalier –ya fallecido- junto a sus hijos, Alberto y Ricardo, fundaron la empresa. “Arrancamos solo tres personas sin nada, más que el conocimiento”, recordó Alberto, que dejó una carrera en el Conicet -tras haber egresado de la Unmdp- para embarcarse plenamente en el proyecto “100% marplatense”.

El 70% de la facturación de Gihon proviene de los productos que exporta y desde Hamburgo, Alemania, distribuye los conservantes para más de 125 países en todo el mundo. En Mar del Plata, la química emplea de manera directa a 50 personas altamente capacitadas y a unas 20 de manera indirecta. 

El papel casi anónimo que cumple el Thimerosal en la inédita campaña de vacunación reafirma el notable prestigio de Gihon en el mundo, que en las últimas décadas fue visitado por embajadores de diversos países pero no tanto de los presidentes argentinos.

La firma marplatense cuenta con un elevado stock del conservante, con números que abruman: entre 20.000 y 25.000 millones de dosis de Thimerosal se se utilizan en la vacunación de países como la India o que integran el continente africano.

 

 

Compartir
Compartí esta nota