Claudia repetto

23 de Febrero de 2021 11:47

Femicidio de Claudia Repetto: el fiscal pidió la elevación a juicio de la causa

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

Leandro Arévalo se lo solicitó a la Justicia de Garantías. Ricardo Rodríguez sigue alojado en la Unidad Penal 44 de Batán.

Una semana antes de que se cumpla el primer año del femicidio de Claudia Repetto (53) desde la Unidad Fiscal de Instrucción 7 solicitaron a la Justicia de Garantías la elevación de la causa que tiene a Ricardo Rodríguez homicidio de una mujer agravado al ser cometido por un nombre mediando violencia de género.

A pesar de que Rodríguez confesó el femicidio después de permanecer prófugo durante casi un mes, el fiscal Leandro Arévalo debió reunir algunas pruebas para que la Justicia de Garantías aceptara el pedido de elevación a juicio, lo que dilató el procedimiento y generó enojo entre los familiares de la mujer asesinada. Incluso, el 11 de febrero, al tomar conocimiento de que Rodríguez iba a ser trasladado a Tribunales para ser indagado, los allegados a Repetto se acercaron al edificio de Tribunales, en Brown y Tucumán, para reclamar celeridad a la justicia pero la protesta terminó con un enfrentamiento con la policía, que arrojó balas de goma y gases lacrimógenos. Fuentes judiciales consultadas por este medio habían indicado que, en caso de que se pueda realizar el debate este año, recién tendría lugar en el último tramo del segundo semestre.

Al final, en medio de los incidentes, la indagatoria al único acusado del crimen fue postergada hasta este lunes, aunque Rodríguez se negó a declarar.

Ricardo Rodríguez estuvo prófugo durante 26 días y fue atrapado por los propios hijos de la víctima a pocas cuadras de donde vivía Repetto. Tras confesar el crimen y señalar el lugar en el que había enterrado el cuerpo, quedó alojado desde fines de marzo en la Unidad Penal Nº44 de Batán, imputado por el delito de homicidio de una mujer agravado al ser cometido por un hombre mediando violencia de género. Hasta la fecha, la prueba más contundente que pesa en su contra es la confesión que hizo a la Justicia. “Me puse celoso porque se iba a ver al tipo de la camioneta blanca, me agarró algo por dentro y no me acuerdo que pasó. Pero la quise revivir”, había dicho sujeto.

El 28 de marzo de 2020, casi un mes después de que sus hijos reportaran su desaparición de la casa que habitaba en el barrio Termas Huincó, el cuerpo de Claudia Repetto fue hallado a unos sesenta centímetros de profundidad en la zona de Los Acantilados, en el sur de la ciudad. El pozo estaba a escasos veinte metros del lugar en el que días antes habían encontrado la pala que Rodríguez abandonó tras llevar a su expareja a bordo de una motocicleta más de diez kilómetros sin ser registrado por ninguna cámara de seguridad. 

La autopsia reveló que la mujer murió asfixiada debido a una broncoaspiración y que su cuerpo presentaba hematomas compatibles con un ataque a golpes. “Hay marcas de golpes, pero no es un traumatismo la causa de la muerte”, explicaron fuentes de la investigación.

Compartir
Compartí esta nota