General alvarado

3 de Febrero de 2021 09:34

Verano en pandemia: el resurgir de Mar del Sud

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Las playas de Mar del Sud, muy elegidas por su tranquilad este verano.

La localidad balnearia situada al sur de Miramar fue uno de los destinos más elegidos en el distrito por su tranquilidad y amplitud de las playas. La ocupación de las casas particulares llegó al 85% en los dos meses de apertura turística.

Luego de transitar nueve meses de pandemia, finalmente el 1 de diciembre se produjo la reapertura de la actividad turística y a 60 días de esa fecha desde el municipio de General Alvarado brindaron un balance de lo acontecido en el rubro.

Tanto la ciudad de Miramar, como las localidades de Mar del Sud, Otamendi, Mechongué y Centinela del Mar, transitaron un cierre del 2020 y un inicio del 2021 “con un movimiento turístico de oferta y demanda previsto a lo planificado”, según definieron desde el gobierno conducido por el intendente Sebastián Ianantuony.

Sin embargo, tal como sucede en muchos otros destinos de la provincia de Buenos Aires, en donde se han destacado los lugares de poca población, este verano tiene a la villa balnearia de Mar del Sud como el sitio predilecto para las vacaciones en familia.

La localidad situada al sur de Miramar fue, según la comuna, “ampliamente elegida como centro de veraneo, hecho derivado principalmente de la tranquilidad, seguridad y amplitud de sus playas, sumado a su paisaje agreste y natural”.

En relación a las estadísticas, desde el gobierno local indicaron que Mar del Sud alcanzó una ocupación de casas particulares del 85%.

“Estamos muy satisfechos de haber transcurrido dos meses de temporada cuando realmente hasta hace poco tiempo era impensado la reapertura del turismo, garantizándose en todo momento la salud de nuestra comunidad, como así también de nuestros visitantes, conteniendo la curva de contagios lo más estable posible”, celebraron desde la Dirección de Promoción Turística.

Cabe destacar que, tomando como referencia la solicitud de ingresos al distrito, a través de www.argentina.gov.ar se han registrado durante el mes de diciembre y enero un total de
132.953 pedidos, correspondiendo al mes de diciembre un total de 66.962 solicitudes, en tanto que el mes de enero registró 65.991 certificados.

Características de la demanda

Se registró un perfil de demanda con predominancia del género femenino en un estrato etario que oscila entre los 30 y 40 años en primer término, seguido por la franja comprendida entre los 50 y 60 años de edad.

La composición de grupo turístico son parejas y la familia tipo compuesta por cuatro personas en igual proporción, a diferencia de otras temporadas donde el segmento estrella era claramente la familia.

El medio de transporte más utilizado fue el auto particular (69%). A diferencia de otras temporadas turísticas, se registran escasos arribos en ómnibus (22%), seguido por el tren (7%) y avión (2%), debido a las disposiciones que rigen en esta temática emanadas en el contexto de la declaración de la emergencia sanitaria.

El lugar de procedencia predominante es CABA (60%), seguido en segundo lugar por otros destinos de la provincia de Buenos Aires (30%), con una estadía promedio entre 5 y 15 días, con escasa presencia de turistas de otras provincias (10%). Sumado a lo anterior, se debe destacar una disminución considerable respecto al mismo periodo del año anterior, en la cantidad de excursionistas (aquellos que vienen de localidades vecinas como ser Mar del Plata, Balcarce, Tandil, Necochea, entre otras) que llegan al distrito para disfrutar del día sin pernoctar.

El gasto promedio diario del grupo turístico registrado durante la segunda quincena del mes de enero oscila entre los 5.000 y 9.000 pesos incluyendo alojamiento, registrándose un alza respecto a la primera quincena donde figuraba en primer término un gasto promedio inferior a los 4.000 pesos diarios, priorizándose la modalidad de casa y departamento propio o prestado, junto a las diversas modalidades de alojamiento hotelero.

Oferta de alojamiento, balnearios y gastronomía

Respecto al sector hotelero, la cantidad de plazas en establecimientos hoteleros asciende a los 4.500 entre sus diversas modalidades (hotel, apart hotel, hotel boutique, hostería, residencial, hostel, albergues juveniles, cama y desayuno, cabañas, casas o departamentos con servicios y alojamiento turístico rural).

El resto (más de 65.000 plazas) corresponden a la modalidad de alojamiento extrahotelero (casa o departamento y casas de familia) representando este último el mayor porcentaje.

Los niveles de ocupación registrados durante el último fin de semana del mes de enero fueron los siguientes:

 Aparts Hotel, cabañas, posadas, 90 % de ocupación.

 Hoteles 3 estrellas: 45 %

 Hoteles 1 y 2 estrellas: 30 %

 Hosterías: 40 %

 Hospedajes: 50%

 Hostel: 50%

 Campings: 30%

 Casas y departamentos: 45%-50 % de ocupación en diversas administraciones de edificios considerando inquilinos y propietarios. Se destaca el alquiler de casas de manera particular, en barrios más alejados como Parquemar, Bristol, Copacabana, donde la vegetación y la tranquilidad se convierten en sus máximos atractivos.

Por su parte, el sector de balnearios registro índices de ocupación durante los fines de semana de la segunda quincena (tanto los emplazados en la zona norte como y centro de la ciudad), entre el 50-70% de ocupación.

Gastronomía

En lo que refiere a la oferta gastronómica, el valor promedio de un menú básico oscila entre 700 y 800 pesos, incluyendo bebida, plato principal y postre.

Para aquellos que buscan opciones a base de pescado el valor asciende a un promedio de 1100-1200 pesos, en tanto que las cervecerías ofrecen alternativas entre 800-850 pesos por persona.

Por su parte las pizzerías, el costo del menú asciende a un valor de 400-500 pesos por comensal, prevaleciendo las modalidades de “delivery” y “takeaway” como consecuencia de los cambios de hábitos impuestos por la pandemia.

Compartir
Compartí esta nota