Impulsan un consejo de tierra y hábitat para garantizar el acceso a la vivienda a los sectores populares

Según el expediente, en General Pueyrredon hay alrededor de 115 barrios populares que padecen déficits habitacionales y un 35% del parque habitacional se encuentra sin regular. "Se ven cada vez más obligados a vivir en barrios con condiciones precarias", expusieron.

Los problemas habitacionales se agravaron desde el último censo de 2010 y por la crisis que desató la pandemia de coronavirus. Foto: 0223.

3 de Julio de 2021 19:23

Por Redacción 0223

PARA 0223

Desde la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp) presentaron un anteproyecto de ordenanza en la mesa de entradas del Concejo Deliberante de General Pueyrredon para crear un consejo local de tierra y hábitat que garantice el acceso justo a una vivienda para los sectores populares.

El expediente, que fue presentado a principios de junio y remitido a la comisión de Obras y Planeamiento, busca crear un consejo de profesionales e integrantes de organizaciones sociales y barriales que asesore y efectúe informes al Ejecutivo para el diseño, formulación, implementación, asignación presupuestaria y evaluación de las políticas, programas y proyectos en materia de planeamiento urbano, servicios públicos, infraestructura, suelo, hábitat y vivienda, tal como lo estipula la Ley Nº 14.449 de acceso justo al hábitat que fue sancionada en 2012.

Asimismo, la conformación del consejo también apunta a monitorear la ejecución presupuestaria de los recursos afectados a las políticas urbanas, de infraestructura, servicios públicos, hábitat y vivienda y colaborar en los planes particulares de integración socio-urbana para la urbanización de villas y asentamientos que se encuentren en el distrito. Este mismo estaría financiado por un porcentaje a definir del presupuesto destinado al funcionamiento de las secretarías y/o direcciones relacionadas a la problemática.

El consejo local de tierra y hábitat estaría conformado por un integrante del Ejecutivo municipal con competencias en la problemática del habitar; representantes de organizaciones sociales y barriales; representantes de los colegios profesionales afines; y un representante de cada una de las facultades de la Unmdp con competencia en la problemática. Uno de ellos sería elegido como coordinado/a y tendrá la responsabilidad de promover operativamente su funcionamiento.

"La gestión democrática es entendida como la participación plural y cooperante en todo el proceso efectivo de toma de decisiones e influir en la política urbana; un espacio de articulación y decisión que se construye, se posibilita y se incentiva. Ello supone no restringir la participación a la escala barrial, sino propiciar el involucramiento en la política urbana en general", indicaron en el expediente las y los integrantes del programa de investigación y extensión de la Facultad de Arquitectura.

Los y las autoras de la iniciativa repararon en que "la producción mercantilizada de la ciudad, en general, y de la vivienda en particular, con el consecuente incremento en los precios de venta y alquiler, excluye a amplias mayorías de la población del derecho a un habitar en condiciones de dignidad", agravando sus condiciones habitacionales.

Del mismo modo, consideran que "no se ha logrado revertir las dificultades que tienen cada vez más familias para acceder de manera formal a una vivienda de condiciones adecuadas, en suelo urbano bien localizado y con seguridad en la tenencia". "Por el contrario, los sectores populares se ven cada vez más obligados a vivir en barrios con condiciones precarias y, en general, a través de un mercado que no les ofrece ningún tipo de protección legal", subrayaron.

A esto se le suma que "la especulación inmobiliaria ha incrementado la demanda de suelo urbano y periurbano por parte de sectores de altos ingresos, eliminando la oferta para los sectores populares, y afectando directamente al mercado de alquileres y a la posibilidad de desarrollar proyectos de vivienda popular adecuada, en condiciones de dignidad de las personas".

Según indicaron en el expediente, de acuerdo a información aportada por la propia Municipalidad, en General Pueyrredon hay alrededor de 115 barrios populares que padecen déficits habitacionales, un 35% del parque habitacional sin regulación y un 20% de hogares en situaciones de inseguridad habitacional y hacinamiento, entre otros factores. Estos indicadores se vieron agravados desde el último censo poblacional de 2010 y principalmente, la crisis que provocó la pandemia de coronavirus.

Comentarios de usuarios de Facebook