Columna de miércoles

1 de Septiembre de 2021 22:07

La seguridad agita la campaña: entre el efecto Berni y la emergencia

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Berni llegó sorpresivamente el martes y fue a reunirse con Montenegro.

Fue el tema excluyente de la última semana. Mientras el Frente de Todos cuestionaba al intendente por su gestión, el ministro de Seguridad de la Provincia le dio su respaldo.

La recta final de la campaña electoral sumó en Mar del Plata un tema excluyente: la inseguridad. No es novedoso, figura en cualquier encuesta como una de las principales preocupaciones de la ciudadanía. Sin embargo, las primeras semanas de campaña centraron el debate en la realidad económica y productiva. En los últimos días la cosa cambió y desde el Concejo Deliberante comenzaron a presionar a la gestión de Guillermo Montenegro por los hechos de violencia en la ciudad. Un día antes de que el secretario de Seguridad tenga que dar explicaciones a los legisladores, el jefe comunal respondió con una foto que sacudió el tablero político: Sergio Berni llegó a la ciudad y fue directo al COM a reunirse con Montenegro.

La relación entre Montenegro y Berni es conocida. Desde el entorno del jefe comunal aseguran que el ministro de Seguridad es “su amigo” y se conocen desde 2009. “Más allá de las diferencias políticas, trabajaron mucho juntos y se respetan. Han compartido noches enteras en un auto en algún operativo en la Ciudad de Buenos Aires”, contaron.

De todos modos, la jugada de Berni fue llamativa. En plena campaña electoral y mientras el bloque del Frente de Todos pisaba el acelerador para aumentar las críticas contra el intendente y su secretario de Seguridad, Horacio García por los hechos de inseguridad, la llegada del ministro y el respaldo al trabajo del intendente fue un golpe político que no pasó desapercibido.

 

El comienzo de la tensión

Los cortocircuitos comenzaron hace un mes. Luego de una seguidilla de homicidios en julio (fue el mes con más asesinatos en los últimos seis años) el Frente de Todos impulsó un proyecto para declarar la emergencia en seguridad ciudadana. Montenegro salió al cruce rápidamente y acusó al principal bloque opositor de buscar solo un título en los diarios y no realizar ninguna propuesta para mejorar la situación de seguridad.  

El secretario de Seguridad, en tanto, defendió la gestión oficial, dijo que la mayoría de los delitos en la ciudad estaban en baja y que los homicidios de julio respondían a un patrón de violencia, en algunos casos al borde de lo irracional, y prácticamente ninguno se había dado en ocasión de robo.

Fue Nicolás Lauría, exaliado de Montenegro hoy enfrentado al intendente luego del cierre de listas, el que recogió el guante y criticó la gestión en materia de seguridad del intendente. Le recordó que había hecho campaña prometiendo resultados. “Hemos tenido dos secretarios de seguridad que vinieron de Buenos Aires y que conocieron la ciudad cuando se enteraron de la designación", disparó Lauría, al tiempo que marcó que Mar del Plata, lejos de imitar el modelo de la Ciudad de Buenos Aires, cada vez se parecía más a Rosario.

En el gobierno municipal encuadraron todo esto en el marco de la campaña electoral. Y así lo repitió Montenegro, hasta el cansancio. “En otras materias puede haber opinólogos. Pero en seguridad son pocas las personas en el país que saben. Guillermo es uno, Berni es otro y ponelo a Macelo Saín. Todos ideológicamente piensan distinto, pero se entienden y se respetan. Es grave que digan que Mar del Plata es Rosario cuando hay diferencias abismales”, plantearon cerca del intendente.

Desde el Frente de Todos, lógicamente, rechazan la idea de una utilización política de la problemática de la inseguridad en Mar del Plata. Y hacen hincapié en la falta de un plan para abordar la problemática. “No somos nosotros los que inventamos los problemas. Esta madrugada asesinaron a una persona. Y recibimos notas de distintos barrios, preocupados por el tema”, advirtió un concejal del Frente de Todos.  

 

“Necesitaban un título a 10 días de la elección”

La tensión por este tema se agravó en los últimos días de la semana pasada cuando Lauría oficializó la citación a Horacio García a la comisión de Seguridad para dar explicaciones por los hechos de violencia en Mar del Plata y debatir el proyecto para declarar la emergencia administrativa.

Más allá de verlo como una jugada política, desde el gobierno local se esforzaron en mostrar las mejoras en materia de seguridad. El viernes de la semana pasada convocaron a un grupo de periodistas a una reunión en off con los principales funcionarios de la Secretaría de Seguridad, que ratificaron una mejora en todos los indicadores delictivos.

El punto de partida para los cambios fue en febrero, cuando Montenegro y García viajaron a La Matanza y se reunieron cara a cara con Berni en Puente 12. Ese día, el ministro de Seguridad le facilitó al intendente un acceso al sistema AVL que utiliza la provincia para realizar el seguimiento del recorrido de los patrulleros.

Con ese sistema, el Centro de Operaciones y Monitoreo del municipio tiene acceso al recorrido que realiza cada uno de los 102 patrulleros activos en Mar del Plata. “El mapa se actualiza cada 4 horas. Cuando empezamos a verlo estaban la mayoría de las calles en rojo. Hoy se cubre casi el 80% de las calles, lo cual es un buen indicador”, explicaron a 0223.

También resaltaron el cambio que implementó el municipio en la compra de combustible para los patrulleros (además de lo que otorga la provincia). Cada patullero podía cargar entre 5 y 7 litros de combustible por día en la estación de servicio de Colón y Champagnat. Ahora, se le entregó una tarjeta a cada patrullero que le permite cargar en cualquier YPF de la ciudad alrededor de 15 litros. “Se hizo más fácil y se duplicó la cantidad”, resumieron.

Ese día también se puso en funcionamiento el anillo digital que el intendente anunció este lunes. Se trata de la incorporación de las 10 cámaras lectoras de patente que tiene el municipio al sistema nacional lo que permite detectar en tiempo real a cualquier auto con pedido de secuestro en el país.

Durante ese anuncio, Montenegro volvió a insistir en que el pedido de emergencia escondía un interés meramente político, al igual que la citación del secretario de seguridad. Sin embargo, entre el anuncio del lunes y la presentación de García el miércoles faltaba un elemento que hasta ese entonces nadie tenía en los planes. "Como el tema de la producción no les prendió, necesitaban un título a 10 días de la elección", dijo un hombre de confianza del intendente.

“Parece que viene Berni, vamos a armar una conferencia de prensa”, anunció una fuente del área de comunicación del municipio, el martes, un par de horas antes de la llegada del ministro de Seguridad.  En el Frente de Todos nadie sabía de la visita. “Hace tiempo habíamos quedado en que él iba a venir a presentar el sistema de monitoreo de los patrulleros. El lunes Guillermo habló con él y le confirmó que venía”, resumieron desde el Ejecutivo.

Los elogios cruzados entre Berni y Montenegro golpearon a los concejales del Frente de Todos. En otros casos, donde funcionarios realizaron actividades institucionales con el intendente, también compartieron alguna actividad con los dirigentes de su espacio. No fue el caso de Berni.

 

“Nos enteramos cuando el municipio hizo la convocatoria”, confió un armado del Frente de Todos, quien buscó restarle importancia a la actitud. “Ya sabemos lo que es. Cuestionó a Frederic, a Tolosa Paz. Más que un librepensador es un libreactuador”, lo definió. Más allá de intentar restarle peso a la jugada, confesó, hicieron llegar la disconformidad al gobernador.

Con el cimbronazo aún latente, este miércoles García y su equipo se presentaron ante la comisión de Seguridad con la discusión por la emergencia en seguridad como eje. El secretario de Seguridad esquivó como pudo cada uno de los dardos que lanzó la oposición y habló todo el tiempo de la importancia del trabajo en conjunto con todos los sectores.

Reconoció ante la pregunta concreta que es “fundamental” agilizar los procesos administrativos que es, en definitiva, lo que en concreto permitiría la declaración de emergencia en seguridad. En el Ejecutivo no lo desconocen, pero creen que la oposición intentará instalar la idea de que “Mar del Plata tiene una emergencia en seguridad”. “Eso no es bueno para Mar del Plata”, dijo Montenegro en las últimas horas.

A la hora de agilizar los procesos administrativos la herramienta podría tener cierta utilidad. La Provincia, por caso, hace seis años que mantiene la declaración de emergencia. No obstante, en el Ejecutivo local advierten que las posibilidades del municipio no son tantas: “No podemos comprar policías por contratación directa”.

“Si en lugar de emergencia se llamara ‘Sistema de contratación directa con múltiples oferentes que acortar los plazos administrativos’ nadie lo votaría”, analizó una fuente del oficialismo. Finalmente, y luego de un extenso debate con el secretario de Seguridad, la emergencia se aprobó en la comisión. ¿La pelea terminará allí o habrá un intento de interpelación?

Compartir
Compartí esta nota