Mar del Plata es la cuarta ciudad con más indigencia en el país: en un año, creció un 12%

En septiembre del 2020, la ciudad tenía relevadas 76.938 personas indigentes y ahora son 85.899. Los distritos que encabezan el ranking son Gran Rosario, Gran Córdoba y Gran La Plata.

En 12 meses, casi 9 mil personas vieron gravemente deterioradas su condición económica. Foto ilustrativa: archivo 0223.

30 de Septiembre de 2021 16:35

Por Redacción 0223

PARA 0223

Con un crecimiento interanual de casi el 12 por ciento, Mar del Plata quedó posicionada este jueves como la cuarta ciudad del país con mayores niveles de indigencia, según lo que reveló el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Las estadísticas oficiales que dio a conocer el organismo pasadas las 16 dan cuenta que en General Pueyrredon se relevaron unas 85.899 personas indigentes durante el estudio que se llevó adelante en el primer semestre.

Hace un año atrás, en la población de Mar del Plata se habían registrado 76.938 personas indigentes, por lo cual el crecimiento en estos últimos doce meses fue del 11.65 por ciento, lo que se traduce en 8.961 personas que vieron gravemente deterioradas su presente económico.

En términos porcentuales, el crecimiento fue del 1,2 por ciento. En el primer semestre del 2020, la indigencia alcanzaba al 12 por ciento de la población local mientras que ahora afecta al 13,2 por ciento, casi tres puntos por encima de la media general del país.

Con estos datos, la ciudad quedó cuarta en la lista de distritos con niveles de indigencia más altos. Los primeros puestos están encabezados por Gran Córdoba (170.120), Gran Rosario (140.774) y Gran La Plata (121.834).

A nivel nacional, en tanto, la indigencia alcanzó al 10,7% de la población, es decir, a casi 5 millones de personas, según la proyección nacional de 46,4 millones de personas de la Encuesta Permanente de Hogares que traza el Indec en 31 aglomerados urbanos con una población de 28,9 millones de personas.

¿Qué entiende el Indec por línea de indigencia?

El concepto de línea de indigencia (LI) procura establecer si los hogares cuentan con ingresos suficientes como para cubrir una canasta de alimentos capaz de satisfacer un umbral mínimo de necesidades energéticas y proteicas. De esta manera, los hogares que no superan ese umbral o línea son considerados indigentes.

El procedimiento parte de utilizar una canasta básica de alimentos de costo mínimo (CBA) determinada en función de los hábitos de consumo de la población definida como población de referencia, con base en los resultados de la Encuesta de Gastos e Ingresos de los Hogares (ENGHo) de 1996-97 validada con la ENGHo de 2004/05, según detallaron en el organismo.

Asimismo, el procedimiento en uso toma en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para esa población (según “Composición de las canastas básicas alimentarias regionales del adulto equivalente” presentadas más adelante). Una vez establecidos los componentes de la CBA, se los valoriza con los precios relevados por el Índice de precios al consumidor (IPC) para cada período de medición.

Dado que los requerimientos nutricionales son diferentes según la edad, el sexo y la actividad de las personas, es necesario hacer una adecuación que refleje las características de cada individuo en relación con esas variables, para lo cual se toma como unidad de referencia al varón adulto, de 30 a 60 años, con actividad moderada. A esta unidad de referencia se la denomina “adulto equivalente” y se le asigna un valor igual a uno, según aclararon en el Indec.

Comentarios de usuarios de Facebook