Montenegro busca licitar cinco playas públicas de la zona norte para que tengan servicios | 0223

Montenegro busca licitar cinco playas públicas de la zona norte para que tengan servicios

El gobierno municipal envió al Concejo Deliberante una serie de propuestas de concesión en puntos claves de la costa para que puedan ser explotados por un privado. Los detalles.  

Beltrán Norte es uno de los focos de intervención que se plantea bajo el concepto de Playa Pública Equipada. Foto: archivo 0223.

20 de Julio de 2022 07:58

Por Redacción 0223

PARA 0223

El gobierno de Guillermo Montenegro busca avanzar con la licitación de playas públicas que se encuentran en puntos claves de la zona norte de Mar del Plata para dotarlas con infraestructura y servicios que le den una impronta renovada y jerarquizada de cara a la próxima temporada estival.

El Ejecutivo elevó en las últimas horas una serie de presentaciones al Concejo Deliberante para crear nuevas Unidades Turísticas Fiscales (UTF) en cinco sectores de la costa de la ciudad y, bajo ese marco, proceder con la instancia licitatoria que autorice la concesión y explotación por parte de un privado, según pudo confirmar 0223.

Una de las UTF propuesta es Playa Constitución, en el sector ubicado en avenida Félix U. Camet entre las proyecciones de la avenida Constitución y Lijo López; otra es la UTF Playa Estrada, ubicada en Félix U. Camet ente las proyecciones de Aguirre y Anchorena; y también está la UTF Beltrán Norte, en Félix U. Camet entre las proyecciones de José Antonio Álvarez Condarco y Calle 143.

Las últimas dos UTF que se crearían, siempre y cuando los concejales den su aval, sería la de la Playa Beltrán Sur, ubicada en Félix U. Camet entre las proyecciones de las calles Anchorena y José Antonio Álvarez Condarco, y la de la Playa del Museo (en referencia al Museo MAR), ubicada en Félix U. Camet entre las proyecciones de la calle Florisbelo Acosta  y Constitución.

Las nuevas intervenciones se plantean bajo el concepto de “Playa Pública Equipada”, una idea con la que ya había insistido el presidente del Ente Municipal de Turismo (EMTuR), Bernardo Martín, en febrero, cuando le tocó defender el presupuesto del área en el recinto del Concejo Deliberante.

“En las playas que quedan libres no queremos el establecimiento de ni una carpa más. Es lo que nos pidió el intendente. Es uno de los ejes que vamos a llevar a cabo”, había expresado el funcionario, que por entonces cosechó apoyos de los directivos del Colegio de Arquitectos Distrito IX.

Según lo que establece la ordenanza N°4568/79, en toda “Playa Pública Equipada” habrá “una batería sanitaria de uso público y bar, de dimensiones proporcionales a la cantidad de usuarios y equivalente a la exigencia que para ese servicio rige en balnearios de categoría”. Concretamente, este concepto se aplica a aquellas playas que mantienen su condición de públicas, pero con la prestación de servicios básicos -sanitarios y gastronómicos- y que resultan accesibles a través de bajadas y accesos transitables.

Con las intervenciones planteadas en estas cinco playas del norte, la municipalidad pretende garantizar un desarrollo “con sustentabilidad, accesibilidad universal y reversibilidad arquitectónica” que respete "el perfil adoptado por el sector, manifestado a través de los usos y acciones que tanto turistas como residentes le han aportado al mismo”, según se justificó en la documentación oficial a la cual pudo acceder este medio.

“La presente propuesta tiene por objeto la puesta en valor del sector a licitar a partir de la incorporación de servicios y usos compatibles con las características del mismo, tendiendo en cuenta sus condiciones físicas, ambientales y paisajísticas. El proyecto de intervención deberá conferir al sitio un mayor aprovechamiento del espacio, a través de mejoras en la accesibilidad y la prestación de servicios, sin perder el carácter de espacio público y generando el menor impacto ambiental posible”, se explicó desde la gestión de Montenegro.