Récord: en un año, crecieron más de un 50% las causas por abusos sexuales en Mar del Plata | 0223

Récord: en un año, crecieron más de un 50% las causas por abusos sexuales en Mar del Plata

El dato surge de los últimos informes anuales que difunde la Procuración General de la Suprema Corte bonaerense. En el 2021 se tramitó el número de expedientes más alto desde 2018.

26 de Agosto de 2022 18:25

Las causas que se tramitan en Mar del Plata por denuncias de abuso sexual acusan hace largo tiempo un crecimiento sostenido. La tendencia la advierten a diario, y con preocupación, funcionarios judiciales en tribunales y se confirma con datos oficiales de estadística penal: en un año, el aumento fue superior al 50 por ciento.

El último informe de gestión anual de la Procuración General de la Suprema Corte bonaerense revela que, en el 2021, hubo 159 investigaciones bajo la carátula de “abuso sexual con acceso carnal”, lo que marca un incremento del 52,9 por ciento con respecto al 2020, cuando se abrieron 104 causas por el mismo delito.

 

Si se suman las instrucciones iniciadas por la presunta comisión de “abuso sexual simple”, la cantidad total de expedientes relacionados a supuestos episodios de abuso trepa a 770 durante el año pasado. Esta cifra también cobra una relevancia alarmante ya que marca, al menos desde 2018, un récord para el Departamento Judicial de la ciudad.

En 2018 y 2020 se había registrado prácticamente el mismo número de causas por abusos: fueron 552 y 553, respectivamente (lo que expone una diferencia del 39 por ciento con relación al 2021). Y en el 2019, el Sistema Informático del Ministerio Público contabilizó 682 investigaciones a nivel local, es decir, un 13 por ciento menos.

Los datos oficiales de la Procuración General de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires.

Es probable, incluso, que el récord sea más extendido en el tiempo pero resulta difícil hacer una lectura en retrospectiva más allá del 2018 dado que recién en 2019 los informes de la Procuración comenzaron a desagregar el detalle de las causas por “abuso sexual simple”. Hasta entonces se desconocía el número porque quedaba relegado dentro de la categoría “otros delitos contra la integridad sexual”.

El “abuso sexual simple” es una agresión sexual violenta en donde no hay acceso carnal pero sí un contacto físico directo que afecta las partes sexuales de una persona y va contra su voluntad, mientras que el abuso sexual con acceso carnal – o violación – tiene que ver con hechos en donde se introduce un órgano sexual u objetos a la vagina, el ano o la boca. En “otros delitos contra la integridad sexual” se engloban causas relacionadas a denuncias de grooming, trata de personas, exhibiciones obscenas, y la producción, distribución y/o comercialización de material pornográfico infantil, entre otros delitos.

Los datos oficiales de la Procuración General de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires.

Lo cierto, a la luz de las estadísticas, es que el volumen de trabajo por investigaciones de abusos sexuales ha sido claramente creciente en los últimos años para el Departamento Judicial de Mar del Plata, que también incluye en su radio de acción a los municipios vecinos de Balcarce, General Alvarado y Mar Chiquita. Y aunque todavía no hay datos actualizados al 2022, distintos fiscales coinciden en señalar que la tendencia se sostiene hasta estos días. “A la hora de cubrir los turnos se reportan cada vez más hechos”, aseguran, a 0223.

Menos miedo, más receptividad

Los datos dicen pero nunca explican: ¿Por qué se da este aumento tan importante de causas? En su lectura, Patricia Gordón, referente de la ONG En Red, abre distintas hipótesis para tratar de entender el complejo contexto que se ve reflejado en las estadísticas oficiales de la Procuración. En primer lugar, pondera al impacto que tuvo el reclamo del primer #NiUnaMenos en el 2015, a la hora de visibilizar las problemáticas de la violencia de género y del abuso sexual.

“Ese año fue bisagra porque a partir de entonces noté, noto y sigo notando que se abrió una esfera del espacio público en donde quienes han sido víctimas de abuso encontraron el lugar que necesitaban para terminar con ese secreto que guardaba lo que habían sufrido. Muchas personas adultas pudieron romper el silencio sobre abusos que habían vivido en la infancia”, recuerda la actual coordinadora de los equipos técnicos del Comité Ejecutivo de Lucha en contra de la Trata de Personas que funciona bajo la órbita del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

El grito por "Ni una menos" también dio una nueva visibilización a las víctimas de abuso. Foto: 0223.

Para Gordon, la lucha sostenida del movimiento de mujeres propició un “cambio social histórico” que, entre otros aspectos, favoreció el incremento de este tipo de denuncias, tanto en  la ciudad como el resto del país. “La mayor visibilización de estos casos tienen que ver con el aumento de las denuncias por abuso porque muchas personas perdieron el miedo o la vergüenza, que era lo que más imperaba hasta antes del 2015”, asegura, al ser consultada por este medio.

Además, la psicóloga a cargo de la organización que se dedica a contener a víctimas de abuso sexual entiende que en estos tiempos hay una “mayor receptividad” para tratar denuncias por supuestos ataques sexuales. “Hay un avance en las respuestas que ofrecen organizaciones de la sociedad civil y algunos, aunque sean pocos, sectores de la Justicia. Y en la medida que aumenta la receptividad y la respuesta a un reclamo o una denuncia, también van a aumentando las posibilidades de que las personas se acerquen a denunciar”, razona.

“Tampoco hay que olvidarse del contexto en el que se han dado gran parte de estos datos: si bien es cierto que el tiempo de aislamiento fue necesario para enfrentar la pandemia del coronavirus, lamentablemente también ha favorecido el encierro en el que transcurren estos delitos. Al incrementarse el escenario de encierro desde el 2020 en adelante, también se propicia un crecimiento en delitos de abuso, así como ha pasado con casos de violencia de género y de trata”, apunta Gordon.