Santa clara del mar

23 de Septiembre de 2020 17:20

Dueños de paradores de playa cortan ruta 11 y logran frenar demoliciones

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
La protesta en la costanera de Santa Clara del Mar se trasladó luego a la rotonda de acceso a la localidad. (Foto ciudadanoweb.com.ar)

Luego de que el gobierno de Paredi anunciara su intención de no renovar tres concesiones, varios vecinos organizaron una movilización y protestaron en el rotonda de ingreso a Santa Clara del Mar. Este jueves habrá una reunión entre las partes.

Indignación y sobre todo sorpresa. Por la falta de consulta y por la intimación de demolición. Así se encuentran tres propietarios de paradores de playa de Santa Clara del Mar que este miércoles recibieron el apoyo de la comunidad y se manifestaron sobre la ruta 11 en la rotonda de ingreso a la localidad.

La protesta se organizó rápidamente luego de que el gobierno del intendente Paredi anunciara a través de su secretario de Turismo Marcelo Artime que la intención de la comuna es no renovar diversas concesiones en la playa a fin de ganar espacio público para el próximo verano.

"Hicimos una caravana que se auto convocó por la propia gente, ya sea de clientes habituales de los paradores, o de muchas personas en desacuerdo por esta decisión, muy arbitraria y sin sentido", explicó en diálogo con 0223 Francisco Ferreras, uno de los empresarios damnificados.

Los paradores sobre las que el municipio intimó a los propietarios a retirar sus instalaciones para que no sean demolidas son tres: Barramansa, El Chiringo y Ecobeach. 

"Venimos trabajando con licitaciones irregulares y de corto tiempo. No nos han dado nunca la posibilidad de licitar para proyectar inversiones y ahora de repente cambian todos los planes. Dicen que quieren cuidar el espacio para la gente y buscan demoler chiringos pero a los balnearios no los tocan" explicó Ferreras.

Los dueños de los paradores aseguran no haber tenido "ningún tipo de diálogo previo" con las autoridades antes de recibir la intimación. "No nos querían atender y nos notificaron que en 72 horas debíamos desarmar los puestos o los tirarían abajo a nuestro costo", contó Ferreras.

Durante la protesta realizada en horas del mediodía, iniciada sobre la costanera de la localidad, se presentó el delegado municipal Antonio Contardo. "Aunque buscamos reunirnos con Artime, en cierta forma él tiene que ver porque es el encargado de proceder con los derrumbes. Por lo cual acordamos que se frene la demolición, proyectada para este jueves", detalló el dueño de El Chiringo.

"Acordamos reuniremos con Artime, donde se va a tratar el tema de frenar esta decisión y ver cómo darle continuidad a los paradores, con algunos puntos a reveer. Nosotros no solo lidiamos con licitaciones cortas, porque la idea de dejar las playas liberadas para la gente es un engaño", aseguró Ferreras. "En toda la Argentina se avanza con sacar balnearios y abrir paradores más pequeños", ejemplificó el empresario enseguida.

En ese sentido, explicó que "entre los tres paradores no se ocupan más de 200 metros, no cambia prácticamente nada si la intención es dar más lugar de playa y además dejan sin trabajo a mucho personal", afirmó a continuación.

"Son diversos los servicios que nos exigen para estar, baños, cierta cantidad de sombra y hay muchos pasos legales a cumplir, pero además los cánones están sujetos al precio del petróleo y cambian cada año. El año pasado pagamos un 40% más por el precio del combustible", concluyó Ferreras con otro de los detalles que da cuenta de la irregularidad existente.