Crisis del coronavirus

17 de Abril de 2021 13:14

Los CBE reiteran que la situación de los barrios "empeora cada vez más"

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota
Hay alarma por la crisis social en la ciudad. Foto ilustrativa: archivo 0223.

Luego de mantener una reunión con el Obispo Gabriel Mestre en medio de la disputa que mantienen con el Municipio por el recorte de alimentos, los dirigentes insistieron con que las necesidades en los barrios se incrementaron en los últimos meses.

Luego de una semana de reclamos por el recorte en la asistencia que los comedores y merenderos que están nucleados en los Comité Barriales de Emergencia (CBE) reciben, los representantes de las entidades de asistencia se reunieron con el Obispo Gabriel Mestre para analizar la situación y solicitar nuevamente una reunión con el intendente Guillermo Montenegro.

En diálogo con 0223 Radio, Rodrigo Hernández, referente de Barrios de Pie e integrante de los CBE aseguró que tras la reunión, el obispo Mestre será quien se encargue de solicitar el pedido de audiencia con el Jefe Comunal.

“La reunión fueron cinco minutos en los que llegamos a la conclusión que la situación en los barrios crítica y es cada vez peor, que tuvimos un año muy complejo y este año no va a ser diferente”, dijo Hernández.

Según explicó el referente social, durante el encuentro que mantuvieron con el máximo representante de la Iglesia Católica de la ciudad, se proyectó un “nvieirno crítico” ya que ambos sectores coincidieron en que es necesario que haya una “clara decisión política que acompañe a los sectores más carenciados”, dijo.

“La cosa viene cada vez peor y no hay políticas estatales que permitan hacer frente a la crisis”, aseguró Hernández al tiempo que destacó que en los barrios de la ciudad la población está “deprimida”. “Nos preocupa mucho que la situación se desborde. La gente está cada vez mas deprimida por la falta de empleo”, explicó.

Consultado sobre cómo afectaría un posible retroceso a fase tres a los CBE, Hernández consideró que “hablar de recortes siempre es complejo pero sobre todo, es complejo para aquellas personas que no pueden comer todos los días”, dijo.

“Si se reintegran los alimentos y se acompaña con políticas públicas, el cierre de actividades puede “aguantarse”, sino va a ser imposible”, concluyó el dirigente social.