La incipiente industria del cannabis medicinal se abre paso en Mar del Plata

Tras la sanción en Diputados de la nueva ley de cannabis medicinal y cáñamo industrial, el sector tiene luz verde para acoplarse al mercado. "Tenemos las capacidades tecnológicas para desarrollar emprendimientos en base a esta nueva industria", confiaron desde la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp).

21 de Mayo de 2022 14:56

Por Redacción 0223

PARA 0223

La sanción en la Cámara de Diputados de la Nación del proyecto que establece un marco regulatorio en el país para la producción de cannabis medicinal y cáñamo industrial abre paso a una nueva industria que promete crear miles de puestos de trabajo y formalizar un mercado que podría generar un impacto gigantesco en las distintas economías regionales.

"Era una ley muy esperada. Los usuarios solo podían cultivar para ellos mismos siempre con el acompañamiento de un médico o, en todo caso, importar el aceite medicinal a precios súper caros", explicó Silvana Colman, investigadora de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Unmdp) e integrante de la Asociación de Cannabicultores de Mar del Plata.

En declaraciones a 0223, la investigadora celebró los avances legislativos que se dieron en los últimos meses en torno a la producción y uso del cannabis medicinal que permitirá a los usuarios acceder a un aceite legal, seguro y de calidad.

Colman destacó que la nueva ley de cannabis medicinal que aprobó el Congreso "abre una nueva industria" no solo de aceite, sino también de cáñamo industrial y productos derivados tanto para el mercado local como para la exportación.

La investigadora confió que "están apareciendo emprendimientos a nivel nacional" y que es "muy factible" que Mar del Plata se sume al incipiente mercado, como las provincias de Jujuy y Corrientes que ya tienen en marcha emprendimientos productivos cannábicos.

"Mar del Plata tiene mucha actividad en lo que es cannabis. En la Universidad hay dos grupos de investigación y están las capacidades tecnológicas para desarrollar emprendimientos en base a esta nueva industria. Cualquier cooperativa podría tener su proyecto", aseguró la profesional.

Además, Colman subrayó que la sanción abre la puerta también a nuevas tareas de investigación para educar sobre los beneficios a la salud que puede aportar el consumo de la marihuana.

La industria del cannabis generará 10 mil puestos de trabajo y 500 millones de dólares

El proyecto de ley fue impulsado por el Ministerio de Producción a cargo de Matías Kulfas con el objetivo de "desbaratar el mercado informal de aceites y otras preparaciones herbarias irregulares que existen en la actualidad y terminar con la proliferación de productos que carecen de cualquier tipo de control respecto de su composición y calidad".

El objetivo es brindar un marco regulatorio para la inversión pública y privada en toda la cadena del cannabis medicinal y complementar la actual legislación, la Ley 27.350, que autoriza el uso terapéutico y paliativo del cannabis. 

Además, la incipiente industria promete fomentar un mercado de 500 millones de dólares y crear más de 10 mil puestos de trabajo en todo el país. A través de la iniciativa, se promete convertir al cannabis en otro "commodity" de los que exporta la Argentina, tal como ocurre con los granos o la carne.

La norma crea la Agencia Regulatoria de la Industria del Cáñamo y del Cannabis Medicinal (Ariccame), que tendrá como función -entre otras- regular la importación, exportación, cultivo, producción industrial, fabricación, comercialización y adquisición de semillas, de la planta de cannabis y de sus productos derivados con fines medicinales o industriales.

Al momento de analizar las solicitudes de licencias para producir cannabis medicinal o industrial, la nueva agencia establecerá los requisitos y antecedentes que se solicitarán al peticionante, con el fin de "maximizar los controles destinados a prevenir actividades ilegales, incluyendo el lavado de activos".

Las ONG también pueden cultivar cannabis con fines medicinales

Otro de los grandes avances se dio a fines de marzo cuando el Ministerio de Salud de la Nación autorizó a las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) a cultivar cannabis para proveer pacientes inscriptos en el Registro del Programa de Cannabis (Reprocann), cuando antes solo se podía cultivar en el marco de tareas investigativas.

Esta medida busca “simplificar los pasos para garantizar el acceso a los tratamientos a los usuarios de cannabis con fines medicinales, terapéuticos y paliativo” e “incorporar a las organizaciones civiles como terceras personas autorizadas a cultivar para provisión de un paciente registrado”.

Desde la Asociación de Cannabicultores de Mar del Plata brindan acompañamiento y asesoramiento permanente sobre los usos y beneficios y, según precisó Colman, las personas mayores de 65 años - mayormente mujeres - son las que requieren del cannabis medicinal.

No obstante, remarcó que hoy en día no está a disposición en Argentina la información adecuada sobre las distintas variedades del cannabis. "No tenemos semillas certificadas para que los usuarios cultiven. No hay un mercado accesible de plantas", reparó.

Para finalizar, la investigadora consideró que los últimos pasos que se dieron en materia legislativa en torno al consumo de la marihuana apuntan a regularizar a futuro el uso adulto y recreativo. "De a poco se van dando los pasos para que esto sea un proceso completo. El Estado se va ocupando de los eslabones de la cadena para que en un futuro esta regulación se amplíe y no haya más presos por cultivar la planta", concluyó.

Comentarios de usuarios de Facebook