Coronavirus

1 de Septiembre de 2020 08:06

Con la transmisión comunitaria, cómo evolucionaron las tasas de mortalidad y letalidad en Mar del Plata

Compartir
Compartí esta nota
Compartir
Compartí esta nota

General Pueyrredon sostiene índices por encima de la media nacional y provincial. La edad promedio de los fallecidos por coronavirus se ubica en los 80 años en el plano local.

La certeza oficial que anunció el lunes de la semana pasada el intendente Guillermo Montenegro sobre la existencia de transmisión comunitaria de coronavirus en Mar del Plata condicionó la evolución de las principales variables epidemiológicas a las que las autoridades sanitarias prestan especial seguimiento y atención desde el inicio de la pandemia.

Las tasas de letalidad y mortalidad son, sin dudas, dos de los índices fundamentales que marcan el impacto del Covid-19. Y hasta esta fecha, General Pueyrredon mantiene tendencias que están levemente por encima de los promedios de los que dan cuenta los Ministerio de Salud de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires.

La ciudad cerró agosto con una tasa letalidad del 2,3 por ciento. Y si el cálculo se traza sobre los registros difundidos públicamente por la Secretaría de Salud de la comuna, que solo contabiliza 68 fallecidos en vez de 82, el mismo índice desciende al 1,9 por ciento.

Más allá de esta leve diferencia que se advierte con respecto a los datos oficiales, lo cierto es que Mar del Plata supera la tasa de letalidad a nivel país, que es del 2,1 por ciento, y la que se constata en el territorio bonaerense, donde se ubica en 1,9 por ciento.

En la comparativa que se traza con los mismos datos del cierre de julio, se puede observar un notable descenso: la tasa de letalidad de la ciudad era del 3,3 por ciento, lo cual casi duplicaba la media nacional (1,8 por ciento).

La explicación a esta pronunciada baja se puede deducir en el importante incremento de casos que hubo a lo largo de los últimos 30 días: los 821 infectados que tenía General Pueyrredon se incrementaron a 3704 contagiados, y así se "estabilizó" la tendencia.

La edad promedio de los fallecidos también se redujo a nivel local aunque también es elevada con respecto a las jurisdicciones nacionales y provinciales. A fines de julio, el promedio de los decesos tenían como víctimas a personas de 82 años mientras que ahora involucra en mayor medida a personas de 80 años.

A nivel país, este dato estadístico es sensiblemente menor y se ubica en los 72 años mientras que en la Provincia la mayor prevalencia se da con adultos de 70 a 79 años y 60 a 69.

Con respecto a la tasa de mortalidad, se observa que actualmente en el distrito es de 11,7 personas cada cien mil habitantes (NdR: si se toma como referencia una población de aproximadamente 700 mil habitantes) mientras que a nivel país es de 18,6 personas cada cien mil habitantes. El mismo dato, en la ciudad, se ubicaba hace un mes en 3,8 personas cada cien mil habitantes.

¿Cuál es la diferencia entre las tasas de letalidad y mortalidad? A grandes rasgos, se puede decir que la primera marca el eventual riesgo de morir como consecuencia del coronavirus para una población determinada mientras que la segunda marca la probabilidad de que alguien que vive en un país, una provincia o una ciudad contraiga la enfermedad y fallezca.

Desde el inicio de la pandemia, en General Pueyrredon se registraron 3704 casos confirmados de Covid-19, de los cuales 1422 permanecen activos por esta fecha mientras que 2214 se han recuperado de la enfermedad.

El listado de los 82 muertos por Covid-19 al 31 de agosto en Mar del Plata (*)

1. 24/3 Hombre de 71 años (Clínica 25 de Mayo), con antecedentes de viaje a España

2. 28/3 Hombre de 51 años (Clínica Pueyrredon), con antecedentes de viaje a España y Egipto

3. 1/6 Mujer de 88 años (HPC)

4. 7/6 Hombre de 85 años (Hospital Español)

5. 13/7 Mujer de 92 años (HPC), residente del geriátrico Námaste

6. 16/7 Mujer de 101 años (HPC), residente del geriátrico Námaste

7. 16/7 Mujer de 89 años (HPC), residente del geriátrico Námaste

8. 16/7 Hombre de 65 años (HPC) con comorbilidades previas graves

9. 16/7 Mujer de 94 años (Higa), residente del geriátrico Námaste

10. 17/7 Mujer de 93 años (HPC), residente del geriátrico Námaste

11. 18/7 Mujer de 64 años (Hospital Houssay) - con cáncer de ovario - 

12. 18/7 Mujer de 80 años (Hospital Houssay) - con leucemia -

13. 18/7 Hombre de 74 años (Clínica 25 de Mayo), residente del geriátrico Námaste

14. 19/7 Hombre de 79 años (Higa), residente del geriátrico Námaste

15. 19/7 Mujer de 74 años (Clínica 25 de Mayo), residente del geriátrico Námaste

16. 20/7 Mujer de 99 años (HPC), residente del geriátrico Námaste

17. 20/7 Hombre de 82 años (Clínica 25 de Mayo), residente de El Hogar de Eve

18. 22/7 Mujer de 85 años (Higa), residente de Námaste

19. 23/7 Mujer de 73 años, residente del geriátrico El Hogar de los Abuelos - con cáncer

20. 25/7 Hombre de 80 años (Hospital Houssay), persona en situación de calle

21. 25/7 Mujer de 89 años (HPC), residente del geriátrico Námaste

22. 26/7 Mujer de 95 años (HPC), residente del geriátrico Námaste

23. 27/7 Mujer de 92 años (HPC), residente del geriátrico Námaste

24. 29/7 Mujer de 68 años (Sanatorio Avenida)

25. 29/7 Hombre de 90 años, residente del geriátrico La Armonía

26. 31/7 Hombre de 78 años con neumonía

27. 31/7 Mujer de 91 años, residente de un geriátrico

28 2/8 Mujer de 86 años (HPC), residente del geriátrico El Hogar de los Abuelos

29. 3/8 Hombre de 60 años (Higa)

30. 3/8 Mujer de 79 años (Higa)

31. 3/8 Mujer de 69 años (Hospital Houssay), vecina de Villa Gesell

32. 4/8 Mujer de 95 años, residente de un hogar de ancianos

33. 4/8 Mujer de 82 años, residente de un hogar de ancianos

34. 4/8 Hombre de 81 años, residente de un hogar de ancianos

35. 5/8 Mujer de 62 años,  colaboradora de la parroquia Santa Rita

36. 6/8 Hombre de 69 años (Hospital Modular - Higa)

37- 6/8 Hombre de 79 años (Hospital Modular - Higa)

38. 6/8 Hombre de 66 años (Clínica del Niño y la Familia)

39. 7/8 Mujer de 99 años (HPC), residente del geriátrico Alem

40. 7/8 Mujer de 81 años

41. 7/8 Mujer de 85 años (Hospital Houssay), residente del geriátrico El Hogar de los Abuelos

42. 8/8 Mujer de 95 años (HPC)

43. 8/8 Hombre de 93 años, residente de un hogar de ancianos

44. 8/8 Hombre de 88 años, residente de un hogar de ancianos

45. 8/8 Mujer de 89 años, residente de un hogar de ancianos

46. 9/8 Hombre de 55 años, enfermo oncológico

47. 9/8 Hombre de 78 años

48. 9/8 Hombre de 80 años

49.  9/8 Hombre de 83 años (Clínica Colón), con patologías cardíacas

50. 10/8 Hombre de 91 años (HPC)

51. 11/8 Mujer de 94 años (HPC), residente de un geriátrico

52. 11/8 Hombre de 83 años, residente de un geriátrico

53. 13/8 Hombre de 87 años

54. 13/8 Hombre de 85 años

55. 13/8 Hombre de 73 años

56. 14/8 Hombre de 60 años (HPC), con enfermedad oncológica

57. 14/8 Hombre de 78 años

58. 17/8 Mujer de 80 años

59. 17/8 Hombre de 87 años (HPC)

60. 18/8 Hombre de 95 años, residente de un hogar geriátrico

61. 19/8 Mujer de 94 años (HPC)

62. 20/8 Hombre 75 años (Hospital Modular - Higa)

63. 20/8 Mujer de 81 años (HPC)

64. 20/8 Mujer de 83 años (HPC)

65. 20/8 Hombre de 88 años (HPC)

66. 20/8 Hombre de 60 años (Hospital Modular - Higa)

67. 20/8 Hombre de 88 años (HPC)

68. 21/8 Hombre de 94 años (HPC)

69. 21/8 Hombre de 89 años (HPC)

70. 21/8 Hombre de 48 años (HPC)

71. 21/8 Mujer de 90 años (HPC)

72. 22/8 Hombre de 79 años (Higa), con patologías cardíacas

73. 23/8 Hombre de 66 años (Higa), derivado de General Pirán (el diagnóstico de contagio se conoció post-mórtem)

74. 24/8 Hombre de 70 años (HPC)

75. 24/8 Hombre de 84 años (Clínica Pueyrredon), residente de un geriátrico

76. 25/8 Hombre de 74 años (HPC)

77. 25/8 Mujer de 90 años (HPC)

78. 27/8 Hombre de 85 años

79. 28/8 Hombre de 63 años (HPC)

80. 29/8 Mujer de 92 años (Higa)

81. 30/8 Hombre de 80 años (HPC), con comorbilidades previas

82. 30/8 Mujer de 33 años (Higa), paciente oncológica

(*) La diferencia con la cantidad de muertes que oficialmente informa la Secretaría de Salud está dada por dos razones. Una de ellas es el criterio: en algunos casos, las autoridades entienden que los trágicos finales se produjeron por las enfermedades preexistentes y no a causa de la intromisión del nuevo SARS-CoV2.

La otra razón está vinculada con la carga de datos que se hace al Sistema Integrado Sanitario Argentino (Sisa), la base de datos oficial que utiliza el Gobierno para elaborar el reporte diario de casos. Muchas veces, según explicó la Secretaria de Salud Viviana Bernabei las instituciones de salud informan sobre los fallecimientos pero no cargan el óbito al sistema en cuestión, entonces el Municipio no lo contabiliza.

“Nosotros informamos a partir del cierre de la ficha epidemiológica, por lo tanto, si el responsable de haber abierto la ficha del paciente (tanto instituciones estatales o privadas), no cargan el óbito, nosotros no podemos informarlo oficialmente”, había fundamentado la funcionaria, en conferencia de prensa.

Por su parte, el intendente Guillermo Montenegro aclaró:  “Si bien puede haber un comunicado de un efector de salud, si ellos no cargan la situación de sospechoso, positivo, descartado o incluso en el seguimiento cuando es el alta o fallecimiento, nosotros por mas comunicado oficial de ellos, no es una información que podamos utilizar. Solamente usamos la información nacional que está en el Sisa”.

 

Compartir
Compartí esta nota